Google+ Badge

domingo, 5 de febrero de 2017

Cuida el presente...


El verdadero religioso no esquiva lo que no le gusta sino que trata de comprenderlo, sabe lo que hace a diario porque se conoce, y se conoce porque no se miente. El verdadero religioso actúa con respeto porque se respeta y no divide, armoniza diferencias, es paciente porque sabe que tenemos a la eternidad de nuestro lado. El verdadero religioso está atento (una mente confusa trae confusión), no elude nada, sabe que todo está por algo, por eso trata de comprender. 

El verdadero religioso no divide porque el que niega una cosa y afirma otra no puede conocer a Dios, que es lo individible (cualquier dogma agita la mente, y una mente agitada no puede conocer a Dios). 

La comprensión es amor, y el amor no mide, no juzga, no divide porque es todo. La verdad está en el que se integra, no en el que se aísla, y las creencias separan a los hombres, entonces son antirreligiosas, por eso una mente sin creencia es una mente en paz, y la paz comprende todo, y en esa comprensión está Dios, es decir la totalidad, es decir la verdad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario