miércoles, 31 de enero de 2018

!Buenas noches amigos

Criticar mis defectos...

Inteligente es aquel que sabe donde quiere ir...

Despues del verbo amar...

Que tu felicidad...

!Buenos dias queridos amigos!

martes, 30 de enero de 2018

El chiste de hoy... Jaaajaa

Una viejita, muy admirada en el pueblo porque era la única profesora de piano y órgano, estaba cumpliendo 85 años.
Recibe una llamada del cura del pueblo notificándole que la visitaría en la tarde para felicitarla por su cumpleaños.
Cuando el cura llega a la casa de la viejita, se da cuenta de que sobre el órgano que tiene la viejita hay un jarrón de vidrio lleno de agua con un condón flotando.
El cura no puede creer lo que ve y trata de disimular su asombro ante la viejita.
Cuando llevaban un rato hablando sobre todo lo que la viejita ha hecho en 85 años de vida y de haberse tomado dos cafecitos, el cura sigue atónito de ver el condón flotando en la jarra de vidrio, así que no aguanta más y decide salir de su curiosidad.
Perdona hija pero, me podrías explicar ¿qué es eso? (Apuntando al jarrón).
¡Ahhh, claro que sí! ¡Es maravilloso! El año pasado estaba caminando por el pueblo y de pronto vi un sobrecito en el suelo que decía en letras muy pequeñas:
"Colóquelo sobre el órgano, manténgalo húmedo y prevendrá cualquier enfermedad"....
Y desde entonces, ni gripe me ha dado......!!!

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

Recuerden ser felices..🤣🌺

El enojo es un ácido que hace más daño al recipiente...

El ejemplo tiene más fuerza que las reglas

Podrán las piedras del camino...

El envase puede ser precioso...

El chiste de hoy... Jaajaa

Tómate tu tiempo...


LAS CONFESIONES DE SAN AGUSTÍN. LIBRO TERCERO. VIII,16.


VIII,16. Lo mismo ha de decirse de los delitos cometidos por deseo de hacer daño, sea por afrenta o sea por injuria; y ambas cosas, o por deseo de venganza, como ocurre entre enemigos; o por alcanzar algún bien sin trabajar, como el ladrón que roba al viajero; o por evitar algún mal, como el que teme; o por envidia, como acontece al desgraciado con el que es más dichoso, o al que ha prosperado y teme se le iguale o le pesa de haberlo sido ya; o por el solo deleite, como el espectador de juegos de gladiadores; o el que se ríe y burla de los demás. Estas son las cabezas o fuentes de iniquidad que brotan de la concupiscencia de mandar, ver o sentir, ya sea de una sola, ya de dos, ya de todas juntas, y por las cuales se vive mal, ¡oh Dios altísimo y dulcísimo!, contra los tres y siete, el salterio de diez cuerdas, tu decálogo. Pero ¿qué pecados puede haber en ti, que no sufres corrupción? ¿O qué crímenes pueden cometerse contra ti, a quien nadie puede hacer daño? Pero lo que tú castigas es lo que los hombres cometen contra sí, porque hasta cuando pecan contra ti obran impíamente contra sus almas y su iniquidad se engaña a sí misma, ya corrompiendo y pervirtiendo su naturaleza –la que has hecho y ordenado tú–, ya sea usando inmoderadamente las cosas permitidas, ya sea deseando ardientemente las no permitidas, según el uso que es contra naturaleza. También se hacen reos del mismo crimen quienes de pensamiento y de palabra se enfurecen contra ti y dan golpes contra el aguijón, o cuando, rotos los límites de la convivencia humana, se alegran, audaces, con uniones o desuniones privadas, según que fuere de su agrado o disgusto. Y todo esto se hace cuando eres abandonado tú, fuente de vida, único y verdadero Creador y Rector del universo, y con soberbia privada se ama en la parte una falsa unidad. Así, pues, sólo con humilde piedad se vuelve uno a ti, y es como tú nos purificas de las malas costumbres, y te muestras propicio con los pecados de los que te confiesan, y escuchas los gemidos de los cautivos, y nos libras de los vínculos que nosotros mismos nos forjamos, con tal que no levantemos contra ti los cuernos de una falsa libertad, ya sea arrastrados por el ansia de poseer más, o por el temor de perderlo todo, amando más nuestro propio interés que a ti, Bien de todos.

!A salido el sol sonríe!


lunes, 29 de enero de 2018

Para quienes ambicionan el poder...


!Buenas noches queridos amigos!


Hay algo que no da la clase social...


!Buenos días queridos amigos!


CONFESIONES DE SAN AGUSTÍN. LIBRO TERCERO. VII, 12, 13


VII,12. No conocía yo lo otro, lo que verdaderamente es; y me sentía como agudamente movido a asentir a aquellos recios engañadores cuando me preguntaban de dónde procedía el mal, y si Dios estaba limitado por una forma corpórea, y si tenía cabellos y uñas, y si habían de ser tenidos por justos los que tenían varias mujeres al mismo tiempo, y los que causaban la muerte a otros y sacrificaban animales. Yo, ignorante de estas cosas, me perturbaba con ellas y, alejándome de la verdad, me parecía que iba hacia ella, porque no sabía que el mal no es más que privación del bien hasta llegar a la misma nada. Y ¿cómo lo había yo de saber, si con la vista de los ojos no alcanzaba a ver más que cuerpos y con la del alma no iba más allá de los fantasmas? Tampoco sabía que Dios fuera espíritu y que no tenía miembros a lo largo ni a lo ancho, ni cantidad material alguna, porque la cantidad o masa es siempre menor en la parte que en el todo, y, aun dado que fuera infinita, siempre sería menor la contenida en el espacio de una parte que la extendida por el infinito, por lo demás, no puede estar en todas partes como el espíritu, como Dios. También ignoraba totalmente qué es aquello que hay en nosotros según lo cual somos y con verdad se nos llama en la Escritura imagen de Dios. 


13. No conocía tampoco la verdadera justicia interior, que juzga no por la costumbre, sino por la ley rectísima de Dios omnipotente, según la cual se han de formar las costumbres de los países y épocas conforme a los mismos países y tiempos; y siendo la misma en todas las partes y tiempos, no varía según las latitudes y las épocas. Según la cual fueron justos Abraham, Isaac, Jacob y David y todos aquellos que son alabados por boca de Dios; aunque los ignorantes, juzgando las cosas por el módulo humano y midiendo la conducta de los demás por la suya, los juzgan inicuos. Como si un ignorante en armaduras, que no sabe lo que es propio de cada miembro, quisiera cubrir la cabeza con las polainas y los pies con el casco y luego se quejase de que no le venían bien las piezas. O como si otro se molestase de que en determinado día, mandando guardar de fiesta desde mediodía en adelante, no se le permitiera vender la mercancía por la tarde que se le permitió por la mañana; o porque ve que en una misma casa se permite tocar a un esclavo cualquiera lo que no se consiente al que asiste a la mesa; o porque no se permite hacer ante los comensales lo que se hace tras los establos; o, finalmente, se indignase porque, siendo una la vivienda y una la familia, no se distribuyesen las cosas a todos por igual. Tales son los que se indignan cuando oyen decir que en otros siglos se permitieron a los justos cosas que no se permiten a los justos de ahora, y que mandó Dios a aquéllos una cosa y a éstos otra, según la diferencia de los tiempos, sirviendo unos y otros a la misma norma de santidad. Y éstos no se dan cuenta que en un mismo hombre, y en un mismo día, y en la misma hora, y en la misma casa conviene una cosa a un miembro y otra a otro y que lo que poco antes fue lícito, pasado su momento no lo es; y que lo que en una parte se permite, justamente se prohíbe y castiga en otra. ¿Diremos por esto que la justicia variable y cambiante? Lo que pasa es que los tiempos que aquélla preside y rige no caminan iguales, porque son tiempos. Mas los hombres, cuya vida sobre la tierra es breve, como no saben compaginar las causas de los siglos pasados y de las gentes que no han visto ni experimentado con las que ahora ven y experimentan, y, por otra parte, ven fácilmente lo que en un mismo cuerpo, y en un mismo día, y en una misma casa conviene a cada miembro, a cada tiempo, a cada parte y a cada persona, condenan las cosas de aquellos tiempos, en tanto que aprueban las de éstos.

domingo, 28 de enero de 2018

Lo único que no podemos reciclar es el tiempo perdido


La mente que se abre...


He conocido ricos humildes...


!FELIZ DOMINGO AMIGOS!


LAS CONFESIONES DE SAN AGUSTÍN. LIBRO TERCERO. VI,10.


VI,10. De este modo vine a dar con unos hombres delirantes de soberbia, carnales y charlatanes, en cuya boca hay lazos diabólicos y una mezcla viscosa hecha con las sílabas de tu nombre, del de nuestro Señor Jesucristo y del de nuestro Paráclito y Consolador, el Espíritu Santo. Estos nombres no se apartaban de sus bocas, pero sólo en el sonido y ruido de la boca, pues en lo demás su corazón estaba vacío de toda verdad. Decían: «¡Verdad! ¡Verdad!», y me lo decían muchas veces, pero jamás se hallaba en ellos; más bien decían muchas cosas falsas, no sólo de ti, que eres verdaderamente la Verdad, sino también de los elementos de este mundo, creación tuya, a partir de los que debí sobrepasar incluso lo verdadero que dicen los filósofos, por amor a ti, ¡oh Padre mío sumamente bueno y hermosura de todas las hermosuras! ¡Oh verdad, verdad!, cuán íntimamente suspiraba entonces por ti desde las médulas de mi alma, cuando aquéllos te hacían resonar en torno mío frecuentemente y de muchos modos, si bien sólo de palabras y en sus muchos y voluminosos libros. Estos eran las bandejas en las que, estando yo hambriento de ti, me servían en tu lugar el sol y la luna, obras tuyas hermosas, pero al fin obras tuyas, no tú mismo, y ni aun siquiera de las principales. Porque más excelentes son tus obras espirituales que estas corporales, aunque luminosas y celestes. Pero yo tenía hambre y sed no de aquellas primeras, sino de ti misma, ¡oh Verdad, en quien no hay mudanza alguna ni obscuridad momentánea! Y continuaban aquéllos sirviéndome en dichas bandejas espléndidos fantasmas, respecto de los cuales hubiera sido mejor amar este sol, al menos verdadero a la vista, que no aquellas falsedades que por los ojos del cuerpo engañaban al alma. Mas como las tomaba por ti, comía de ellas, no ciertamente con avidez, porque no me sabían a ti –que no eras aquellos vanos fantasmas– ni me nutría con ellas, más bien me sentía cada vez más extenuado. Y es que el alimento que se toma en sueños, no obstante ser muy semejante al que se toma despierto, no alimenta a los que duermen, porque están dormidos. Pero aquéllos no eran semejantes a ti en ningún aspecto, como ahora me lo ha manifestado la verdad, porque eran fantasmas corpóreos o falsos cuerpos, en cuya comparación son más ciertos estos cuerpos verdaderos que vemos con los ojos de la carne –sean celestes o terrenos– tal como las bestias y aves. Vemos estas cosas y son más ciertas que cuando las imaginamos, y a su vez, cuando las imaginamos, más ciertas que cuando por medio de ellas conjeturamos otras mayores e infinitas, que en modo alguno existen. Con tales quimeras yo me apacentaba entonces y por eso no me nutría. Mas tú, amor mío, en quien desfallezco para ser fuerte, ni eres estos cuerpos que vemos, aunque sea en el cielo, ni los otros que no vemos allí, porque tú eres el Creador de todos éstos, sin que los tengas por las más altas creaciones de tu mano. ¡Oh, cuán lejos estabas de aquellos mis fantasmas imaginarios, fantasmas de cuerpos que no han existido jamás, en cuya comparación son más reales las imágenes de los cuerpos existentes; y más aún que aquéllas, éstos, los cuales, sin embargo, no eres tú! Pero ni siquiera eres el alma que da vida a los cuerpos –y como vida de los cuerpos, mejor y más cierta que los cuerpos–, sino que tú eres la vida de las almas, la vida de las vidas, que vives por ti misma y no te cambias: la vida de mi alma. 11. (...) Porque los versos y la poesía los puedo yo convertir en vianda sabrosa; y en cuanto al vuelo de Medea, si bien lo recitaba, no lo afirmaba; y si gustaba de oírlo, no lo creía. Mas aquellas cosas las creí. ¡Ay, ay de mí, por qué grados fui descendiendo hasta las profundidades del abismo, lleno de fatiga y devorado por la falta de verdad! Y todo, Dios mío –a quien me confieso por haber tenido misericordia de mí cuando aún no te confesaba– , todo por buscarte no con la inteligencia –con la que quisiste que yo aventajase a las bestias–, sino con los sentidos de la carne, porque tú estabas dentro de mí, más interior que lo más íntimo mío y más alto que lo más sumo mío.

sábado, 27 de enero de 2018

La fe mueve montañas


Hermosa naturaleza... a cuidarla.


DIARIO INTIMO EN EL GIMNASIO


CÓMO CUANDO LE REGALAS UN PASE DE GIMNASIO A TU ESPOSO y VES SU DIARIO INTIMO:
😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂😂

**************************************************

Me he inscrito en un gimnasio...

Diario Íntimo de mis actividades en el gimnasiO

Mi mujer me ha regalado para mi cumpleaños un pase para una semana, con“personal trainer”, en un gimnasio de lujo.

Mi personal trainer,VANESA,ha resultado ser una instructora de aerobic de 26 años, modelo de trajes de baño.

LUNES:

Empiezo mi día a las 6 de la mañana.Ha sido bastante difícil levantarse, pero todo ha cambiado cuando he llegado al gimnasio y he visto a VANESA esperándome.
Parece una diosa griega: alta, rubia, ojos azules, pechos increíbles y una gran sonrisa, con unos labios carnosos espectaculares.
VANESA me ha mostrado los distintos aparatos y me ha tomado el pulso después de 5 minutos en la bicicleta fija.
Se ha alarmado de que mi pulso esté tan acelerado, pero yo lo he atribuido a su malla de lycra metida entre sus nalgas.
He disfrutado viéndola dar su clase de aerobic, después de terminar mi inspirador día de ejercicio.
VANESA me ha estado motivando cuando he hecho mis flexiones, a pesar de que me duele la barriga de tanto meterla para adentro(la barriga) cada vez que la chica ha pasado junto a mí.

MARTES:

Un café doble bien cargado y ¡¡¡al gimnasio!!!
VANESA me ha puesto a levantar una barra de metal y después se ha atrevido a ponerle ¡¡¡pesas!!!.
Mis piernas están un poco debilitadas por la cinta, pero he logrado correr ¡¡¡UN KILÓMETRO COMPLETOOO!!!
La aprobadora sonrisa de VANESA y su guiño cómplice han hecho que todo merezca la pena.
¡¡¡Me siento fantástico!!!... es una nueva vida para mí.

MIÉRCOLES:

La única forma de lavarme los dientes ha sido poniendo el cepillo sobre el lavamano y moviendo la cabeza a ambos lados encima de él.

Creo que tengo una hernia en los pectorales.

Conducir no ha sido tan fácil: sólo al frenar y dar vueltas al volante me duele hasta el pelo…he estacionado encima de una moto.

VANESA se ha impacientado un poco conmigo por considerar que mis aullidos de dolor al levantar las pesas han molestado a los demás socios del club.
La verdad es que su voz resulta un poco aguda a esas horas de la mañana, y cuando grita se vuelve nasal y muy molesta.
Como no puedo correr en la cinta porque me duelen los huevos, VANESA me ha puesto a hacer“steps”, de forma que ahora también me duele el culo!!!.
Me ha dicho que me ayudará a ponerme en forma y a disfrutar de la vida: otra de sus tantas pendejadas y promesas.

JUEVES:

VANESA me está esperando con sus dientes de vampiro y su sonrisita estilo“Joker”.
He llegado media hora tarde… el tiempo que he tardado en ponerme los zapatos!!!.
La muy zorra me ha puesto a trabajar con las anillas pero,en cuanto se ha distraído,he salido corriendo a esconderme en el baño.
Ha mandado a otro entrenador a buscarme y, como castigo, me ha puesto a trabajar en la máquina de remar… evidentemente, me he hundido!!!.

VIERNES:

Odio a la hija de puta de VANESA, mucho más que a cualquier otro ser humano que haya odiado en la historia del mundo
¡¡¡Estúpida, anoréxica, anémica y desgraciada sin cerebro!!!.
¡¡¡Si hubiese una sola parte de mi cuerpo que pudiese mover sin un dolor desesperante, le rompería todos los huesos… la puta madre que la parió!!!.
Va y me dice que trabaje mis tríceps… ¡¡¡PERO SI YO NO TENGO TRÍCEPS!!!
Además, si no quiere que me desplome en el suelo,¡¡¡que no me pase las putas barras o cualquier otra cosa que pese más que un folio!!!.

Me he desmayado en la bicicleta y me he despertado en la camilla de la nutricionista, una flaca hija de puta que me ha dado una cátedra de alimentación sana.
¡¡¡Obvio!!! La muy cretina no tiene ni puta idea de lo que es morirse realmente de hambre.

¿Por qué no me ha tocado alguien más tranquilo, como un diseñador de moda o una estilista?

SÁBADO:

La anormal de VANESA me ha dejado un mensaje en el contestador, con su vocecita repelente, preguntándome porqué no he ido hoy al gimnasio.
Sólo con escucharla me han dado ganas de estrellar contra la pared el celular, pero no tenía la fuerza suficiente ni para levantarlo.. incluso ni para levantar el control de la tele, así que me he pasado 11 horas seguidas viendo los documentales de animal planet... ¡¡¡putos pajaritos saltando de rama en rama!!!.

DOMINGO:

Hoy he ido a la iglesia para agradecerle a Dios que esta semana por fin ha terminado.
Me he arrodillado…y no he podido levantarme!!!.
He aprovechado para rezar y pedir que el año que viene mi mujer me regale algo un poco más divertido, como una endodoncia, un cateterismo, un trasplante de próstata o una colonoscopia....

Una mujer segura de si misma...


He conocido ricos humildes, pobres engreídos...


Honra a tu padre y a tu madre...


LAS CONFESIONES DE SAN AGUSTÍN. LIBRO TERCERO. V,9


V,9. En vista de ello decidí aplicar mi ánimo a las Santas Escrituras y ver qué tal eran. Mas he aquí que veo algo no hecho para los soberbios ni clara para los pequeños, sino en la entrada baja y sublime en su interior y velada por los misterios, y yo no era tal que pudiera entrar por ella o agachar la cabeza a su ingreso. Sin embargo, al fijar la atención en ellas, no pensé entonces lo que ahora digo, sino simplemente me parecieron indignas de parangonarse con la majestad de los escritos de Tulio. Mi hinchazón rechazaba su estilo y mi mente no penetraba su interior. Con todo, ellas eran tales que habían de crecer con los pequeños; mas yo me negaba a ser pequeño e, hinchado de soberbia, me creía grande.

!Buenos días queridos amigos disfruten su sábado!