Comenta con facebook

viernes, 30 de enero de 2015

¡TIRA TUS MULETAS! Transcripción Juana Macedo. Libro Lecciones de Vida

Tira tus muletas.Reflexión 


Durante siete años no pude dar un paso. Día y noche caminaba con mis muletas… casi arrastrándome por el lodo de los mil caminos de la tierra. Fui al gran médico y le conté mi caso.

-¿Por qué llevas muletas? –me preguntó.

-¿Por qué estoy tullido? –le respondí.

-No es extraño –me dijo el gran médico-, prueba caminar sin muletas. Son esos trastos los que te impiden caminar. Deja esas muletas aunque tengas que caminar a cuatro patas.

Y, antes  de que pudiera  reaccionar, el gran médico -riendo como un monstruo- arrancó las muletas de mis manos y las rompió a mis espaldas.

Y, sin dejar de reír, las arrojo al fuego.
Ahora estoy curado. Camino con normalidad. Me curó una carcajada y una voz que me dijo que tenía que romper mis muletas.

Es verdad que tan sólo a veces, cuando veo en mi camino palos o algo que se asemeje a mis muletas, camino peor durante unas horas. Pero estoy contento a pesar de todo: he aprendido que en la vida lo importante es romper tus muletas y ayudar a que otros también rompan las suyas.


Bertolt Brecht

Te reto a responder en 20 segundos, comparte.


LEVÁNTATE Y ANDA. FACUNDO CABRAL (Transcripción Juana Macedo. COMPLETA)


LEVÁNTATE Y ANDA. FACUNDO CABRAL

(Transcripción Juana Macedo. COMPLETA)



Levántate y anda deja la cama donde te duermes con la multitud y sal a caminar por ti mismo, es decir, por lo único verdadero, es decir por la vida.


Entonces, despierto bendecirás a todos con tu alegría, deja la parasitaria tribuna y entra a la cancha a jugar tu partido deja de complicarte y complicar, detente y comprobarás que el sentido de la vida está en ella misma. Puedes llamar a cada cosa como quieras, pero todas las cosas principalmente las que ni vemos, ni siquiera sospechamos, conforman este milagroso misterio que llamamos VIDA. Muchas son las cosas pero una la realidad.

Ábrete, anímate, aprende de todo, pero ante todo de ti mismo, concéntrate en esto y te iluminarás. Y esa serena alegría te llevará de estadio en estadio, siempre en ascenso, espiritual, intelectual y material, cantando, bailando y amando. La alegría te hace sabio, no las preguntas. 

¿Desde cuándo la obra tiene derecho de preguntar al creador? Solo hace falta que te des cuenta de que eres parte del universo, entonces, serás para ti y para los demás una constante inspiración, libre de todo lo que divida, entonces tu vivir será un arte, y en lo más profundo de ti está la raíz de tanta belleza. Solo a partir de ti cada acto puede ser una totalidad, por eso no pidas más, vive más, ese es el secreto de la riqueza, por eso no debes seguir a nadie como un huérfano, sino seguirte como un hombre; entonces comprenderás que para vivir mejor, hay que ser mejor. 

Vacíate constantemente, atento al momento, entonces las novedades serán constantes, es decir, te enriquecerás constantemente, tu espíritu volará. 

Vacíate de pasado y te llenarás de presente, siempre rico cuando lo vives sin pre conceptos. En el pasado te encierras con lo muerto, es una muralla que te separa de lo vivo.

Vacíate de pasado y volverás a ser un niño, es decir un ser abierto a todo, receptivo y por lo tanto en un constante juego y el niño está liviano porque está libre de recuerdos y experiencias, porque no sabe nada, por eso goza todo, por eso todo lo excita, lo asombra, como el viejo no quiere moverse porque sabe demasiado, porque recuerda demasiado, porque sus experiencias lo encadenan a pre conceptos que lo privan de las novedades. Entonces no hay presente, porque la vida está en el ahora mismo. 

Las viejas voces de tu interior, no te dejan oír las nuevas voces que te llegan del exterior, o del presente, que es todo lo que hay. Y solo cuando hay el silencio interior se pueden oír las del exterior, solo en la quietud se puede sentir al eterno movimiento que nos rodea, solo en la quietud comprobarás que la hierba, es decir la vida crece constantemente y tú eres parte de esa evolución aunque no hagas nada, y solo tienes que entregarte para tener conciencia de este hacer sin hacedor, entonces te refrescará la espontaneidad. El ego es el pasado, por eso es viejo y hace que todo te sea pesado. El ego es la memoria de lo que ya no es por eso te priva de la espontaneidad, es decir de la audacia, es decir del niño. El ego te hace sentir la ilusión suicida de que eres algo aparte, es decir, te ciega, te empobrece, te enfría y en ese estado sufres a la soledad en lugar de gozarla. Y en cuanto más sepas estarás más paralizado, no vivirás, solo responderás desde tu conocimiento, es decir mecánicamente y responderás solo al que tienes al frente, no a la vida y solo por la razón, no por la claridad.

Tranquilízate, sálvate de planes porque la vida te llevará a donde te tenga que llevar, la vida que tiene sentido en sí misma, por eso no tiene por qué coincidir con tus conclusiones, la vida sobre la que no tienes derecho porque le perteneces, la vida que solo es inexplicable para los que creen que saben, que solo es confusa para los que se confunden con las explicaciones que te alejan de la vida, que es acción constante por lo tanto inapresable, sorpresiva, excitante.

Los eruditos tienen todas las respuestas pero no le sirven porque la vida es dinámica, por eso constantemente cambia las preguntas, por eso hay que detenerse y quedarse en silencio para poder entrar en su acción, o como dice el taoísmo: “El no hacer es el único capaz de hacer todas las cosas”.

Libérate de la periferia donde muchos reaccionan y pocos accionan, reaccionar es mecánico, compulsivo y accionar es un movimiento gracioso, fácil, natural. Libérate del entorno donde señorea la obligación, no el amor, donde todos manipulan por lo tanto son manipulados, donde cualquiera enciende y apaga a cualquiera.

Los críticos no llegan a mí con sus halagos o dudas porque hace muchos años que estoy a salvo de las manipulaciones de los otros, solo atento a lo que soy, es decir a lo que amo, que es lo que hago, por lo tanto, tampoco existen para mí el éxito o el fracaso, por eso me ves tan liviano y tranquilo.

Es decir, soy mi espejo, mi maestro, el resumen de lo mejor que encontré cuando aprendí que la vida es lo que es, no lo que debería.

Mantén la distancia y nada te afectará, nadie te desviará de tu camino, ni los golpes, ni los aplausos. Tú debes ser la medida de lo que haces, agua donde muere el fuego que te tiran y tu tranquilidad transformará en flores las espinas que ponen en tu camino y esto sucederá expontánea, naturalmente. Contempla primero, pero para actuar después, esto es cerrar el círculo que es cada instante y hay que cerrarlo para poder pasar al próximo, siempre estamos saliendo de un útero para entrar a otro mayor, pero tómalo con tranquilidad, porque transitamos la eternidad y el infinito y en la eternidad siempre estamos recomenzando, y en un infinito podemos tomar cualquier dirección. 

Ahora mismo puedes cambiar hasta tu nombre, es más, ya que no te sientes bien, cámbialo todo y empieza de nuevo ahora mismo, sin perder ni un solo segundo con el pasado, ni un solo instante planeando al futuro y menos haciéndote cargo de nadie, no olvides que solo eres responsable de ti mismo. Por eso todo lo que hagas fuera de ti, es una fuga.

Desnúdate como Francisco, entonces comprobarás que solo necesitas lo que te fue dado al nacer, la vida sabe lo que hace, sabe lo que necesitaremos para vivirla, entonces lo mejor es dejarse llevar por ella que nos habla a través de todo, que es amor, por eso alcanzamos la felicidad cuando escuchamos al corazón antes de que intervenga la cabeza y no le tengas miedo a la riqueza porque eres naturalmente rico. 

No olvides que tienes corazón, cerebro, alma, espíritu y un planeta lleno de maravillas alrededor tuyo, desde la flora a la fauna, y no permitas que lo artificial te distraiga de lo esencial, aprende de todas las escuelas pero no te quedes en ninguna porque la meta es llegar a ti mismo, presta atención a todo sin involucrarte, porque nada puede ser trivial, porque todo es parte del grandioso universo.

Junta tus pedazos y ponte de pie y para esto tienes que apartarte de todo lo que divida, de lo que te empobrece, recuerda que al poder y sus responsabilidades, que al prestigio y sus deberes lo pulverizará la muerte en un instante, la muerte que no nos deja olvidar que estamos de paso, que la vida es solo una noche que pasamos en una posada que está a la vera del camino, por eso no renuncies a nada que esté vivo, para celebrarlo todo, desde los ríos a las bibliotecas, desde los desiertos que son monasterios naturales a los museos.

Y si la palabra Dios no termina de convencerte, llama existencia al dedo que aprieta el botón para que el universo entre en funcionamiento y cuando escuches la palabra religioso, recuerda que religioso es el hombre que afirma la vida y el hombre que está vivo es alegre, tiene sentido del humor, porque sabe que la vida es un maravilloso juego donde no hay huérfanos porque todos tenemos un padre el Universo y una madre la Tierra. Por eso no hay más alta religión que la que nos hace sentir la música de la existencia, nunca tan clara como en el arte que te da la chance de transformar lo más bajo en lo más elevado, de sacar flores del fango, de transformar a la carne en espíritu. Por eso el arte es sublime, pero no olvides que no naciste para otro, que no tienes que hacerte cargo de nadie y nadie puede decirte como debes ser, porque solo puedes ser responsable de ti y solo cuando te amas puedes tener amor para los demás, pero nadie puede exigirte amor, ni puedes exigírselo a nadie porque nadie puede ser esclavo de nadie, ni debe. Aunque esté con muchos, cada grano de arroz debe mantener su individualidad.

Háblale a cualquier parte de tu cuerpo y te escuchará, como te escuchan las plantas y los animales sienten tu amistad, piensa con benevolencia en tu parte tensa y se aflojará y esto puedes hacerlo hasta con tu mente, pero solo después de haberlo hecho con todo tu cuerpo porque todo debe seguir un orden.

También el ego es una ilusión que puedes hacer desaparecer principalmente cuando duermes sin soñar, lo que se consigue cuando no dejaste nada por hacer en la vigilia, es decir, cuando fuiste honesto y respetuoso contigo mismo. Por ejemplo cuando hiciste el amor como se debe, como una alegre ceremonia, porque hacer el amor es subir a un estadio sagrado, por eso tu cuarto se transforma en un templo donde todo es liviano y no existe el tiempo. Donde un fuego sublime nos purifica, como nos purifica el silencio en la meditación, la posición del otro es la más propicia para entrar en la meditación y la preferida de los monjes budistas para esperar a la muerte, a la que si entramos despiertos renaceremos conscientes, es más hasta podemos elegir el cuerpo donde reencarnar.

Pero hagas lo que hagas, si tu alma, tu cuerpo y tu mente están armonizadas, aparecerá un cuarto elemento, entrarás en la saludable meditación, aunque los que te rodean crean que solo estás corriendo, nadando o bailando.

Escucha tu reloj biológico, entonces comerás y dormirás en el momento exacto, no cuando lo decidan los demás, escucha la naturaleza y sabrás lo que tienes que hacer o cuándo y para qué debes detenerte, pero ante todo, escucha tu corazón porque él sabe lo que hay que hacer porque la vida es amor del que nadie sabe tanto como el corazón.

El sentido de la vida es ella misma y solo se puede vivir cuando uno está en plenitud, es decir, cuando uno es dueño de uno mismo, que es la única propiedad posible y saludable. Vive el momento, entonces todo momento será una celebración, sin objetivos ni metas, que te turban con ansiedades que te enferman porque te distraen del presente, que te hacen perder el tiempo con el futuro que nunca alcanzarás, es decir, que es una ilusión más, es decir un lento suicidio. Como el pasado son solo ecos que enferman a tu memoria, que te encadenan a lo que ya no es. Este momento es la única verdad y vivirlo te aliviana, te cura, te fortalece, es decir te alegra y la alegría te vuelve la inocencia, la divinidad de la que te distrajeron las órdenes culturales, las costumbres que aceptaste sin preguntas. 

El universo se está recreando contigo y con todas las cosas y vamos de instante en instante, al que no pensamos, de lo contrario no podríamos vivirlo intensamente, como el orgasmo donde alcanzamos la plenitud porque la mente queda afuera, es decir, porque nos entregamos, porque nos liberamos del ilusorio control.

No te aferres a nada, deja que lo que se vaya, se vaya para siempre y enfréntate al peligro, es decir vive intensamente y la muerte dejará de preocuparte, recuerda a Merlín “Morir es haber nacido”. Y si tu alegría contagia a los que te rodean, entonces eres un artista.

Cada uno tiene que encontrar su objetivo para cada hombre guarda un nuevo camino Dios, no suicidarse siguiendo al rebaño y al camino lo inventan tus pasos y cuando llegues a vivir profundamente no dejarás huellas, como no deja huellas en el aire el vuelo de las aves.

Detente en la meditación y te escucharás, entonces conocerás el sentido de tu vida, es decir, te salvarás de perder siglos donde se distrajeron de la luminosa inteligencia que se trata de saber vivir.

La vida es simple, el miedo la complica, sin él, la plenitud llega naturalmente, es más, nacemos intuyéndola como los animales y las plantas, pero la mala educación nos va desviando de tal suerte que de pronto quedamos de espaldas a la vida, a la que terminamos creyendo un castigo o un sacrificio, inútil por cierto como todo sacrificio, hasta llamamos desobedientes a los curiosos, y cómo es posible que la curiosidad que nos crece y que nos lleva a la sabiduría sea un pecado, cómo es posible que la ignorancia sea una virtud, si estamos hechos a semejanza de Dios. Adán y Eva no fueron pecadores, sino los primeros revolucionarios, el primer dato de la dignidad humana porque a partir de su desobediencia llegamos al arte a la filosofía, de lo contrario seguiríamos pastando en el jardín del edén. Además si sucedió lo que sucedió es porque Dios lo quiso, o Dios no es el creador del universo, el autor de todas las historias que suceden en el infinito y la eternidad.

Muchos creen que sufrimos porque estamos condenados, por eso estamos obligados a grandes sacrificios para sobrevivir, para borrar los pecados de las vidas pasadas, como si Dios fuera un juez no un Padre, como si el pasado y el más remoto fuera posible en el presente, lo malo se paga enseguida y esa deuda es invento de nuestra conciencia, no de Dios, como la mano que meto en el fuego se quema ahora, no mañana, en el mismísimo acto está la recompensa o el castigo, no se puede seguir cargando una cruz dos mil años después. 

Es la hora de la razón, y la razón de nacer es vivir y solo se puede vivir en plenitud, haciendo lo que se ama para vivir en un constante goce, cantar hasta convertirse en el canto, bailar hasta desaparecer en la danza, hasta convertirse en la danza, encender la hoguera del amor, hasta convertirnos en el mismísimo fuego. 

El tesoro más grande que llevas dentro es el amor que te lleva graciosamente de lo humano a lo divino, pero para encontrarlo debes conocerte y para eso debes ser honesto contigo mismo y para eso debes estar despierto, atento a la pequeña voz que te llega desde lo más profundo, no a los gritos de la multitud que te rodea, libre de los que en nombre del amor, quieren encadenarte a su hastío, a sus tediosas reiteraciones. Apártate para crecerte en la meditación y te asombrará comprobar todo el amor que contienes, tanto que puedes ayornar a todo lo que te rodea porque el amor es vida, expansión, no compromiso, ni deber, ni obligación, sino celebración y toda celebración libera. Por eso es imposible que haya amor sin libertad.

Dentro tuyo está la semilla de la que pueden nacer millones de flores, Bach y Mozart son un ejemplo de lo que te digo, Michelangelo y Picasso, como Neruda y Homero. Calma tu mente, entonces tu corazón recreará la vida a tu alrededor, tan graciosa como poéticamente. En estado de plenitud, la música y la poesía son todo el tiempo; Es más, aun quieto, bailaras y volarás.

Levántate y anda, acércate a los sabios y a los valientes que son siempre nuevos, no seas viejo siguiendo a la vieja educación que por prejuiciosa siempre creo fracasados.

Recuerda que hay muchos caminos, que la vida siempre tiene alternativas, que solo depende de ti animarte a ellas. De todas maneras no puedes evitar a la vida, como no puedes cambiar a la naturaleza, que por algo te da genitales y te rodea de mujeres como de terremotos y cuando aceptas esto desaparecen las ilusorias y castrantes ideas del bien y del mal. Y si vives naturalmente, crecerás naturalmente, tan naturalmente como decrecerás, por eso al final no te espera la inhóspita sima de la montaña, sino la paz del valle.

No eres pobre, tienes que aceptarlo, recuerda lo que te puebla y lo que te rodea, no ilusiones a tu masoquismo, eres un príncipe, no un mendigo y deja la culpa de lado, porque no eres responsable ni de uno de los dedos de una de tus manos y no te escapes con la idea del mañana porque la vida es aquí y ahora mismo, con tu sufrimiento de hoy estás alimentando tu miedo de mañana. 

Pero no tienes escapatoria, el amor que es valentía, te rodea. Deja los caprichosos y grises códigos de lado porque la única escritura está en la existencia que es arte. Es decir, la verdadera religión, porque la vida ante todo, es un hecho estético, belleza que nos lleva a construir, es decir a ser útiles, por eso no hay nada a lo que temer, ni nada que venerar, solo el vivir te transforma en un hombre religioso, vive, entonces te salvarás de ser un amargado insatisfecho, eres un maravilloso instrumento, solo tienes que aprender a tocarlo, eres un poderoso león, no un débil cordero, eres un hombre, no un ciudadano que depende del Estado, que es una abstracción.

La vida es un verbo, no un nombre, por eso no es vida es vivir, por eso no es amor es amar, por eso no es canción sino cantar. Escuché en Jerusalén, la oración se transforma en canción y ésta en el cantar de los cantares. Algo acabado, definitivo es algo muerto y la vida es movimiento constante. Por eso no hay puntos finales, solo etapas, estados o lugares donde descansamos un rato, solo un rato porque la vida vuelve a empujarnos hacia sus caminos que son infinitos.

El amor es luz, por eso no puede detenerse en las sombras del que no se conoce. ¿Cómo te verá el amor si no te ha visto?, cuando desborde felicidad llegará el amor, exige tierra fértil porque su deber es alimentar a la vida, no entretener a los aburridos. Exige que todos sean perfectos, fracaso seguro, porque te exiges la perfección, no la felicidad que es la que llama al amor, que es perfecto en sí mismo. La idea de la perfección ha envenenado a mucha gente desde hace muchos siglos. 

Vive aquí y ahora, no pienses en la perfección que siempre es mañana, es decir nunca, no te distraigas del jardín, del ahora mismo y mañana, es decir uno de los ahora mismo que vendrá, tendrá flores, entonces será fácilmente bello y generoso como la flor. Olvida la periferia y entra a tu templo es decir a ti mismo, entonces sabrás quién eres, entonces sabrás que quieres y para qué. 

El amor no es una relación, es una expansión porque cada uno debe hacerse cargo de sí mismo. Podemos hacer cosas por los demás, pero no hacernos cargo de los demás ni debilitarnos permitiendo que los demás se ocupen de uno. 

Tu vida está en tus manos, tú decides ser feliz o infeliz, decisión que seguramente influenciará a los demás. Si vas de tus raíces que es tu ideología a tu vuelo que es tu conciencia, siempre darás amor porque ya hiciste de ti un hombre libre y feliz, pero que podrías dar si no te diste nada y que no haya flores en tu jardín, confirma que todavía no llegaste a la primavera.

No escapes de la soledad porque por ello te conocerás, es más, te guste o no, después de cada experiencia volverá, y es el mejor espejo para que sepas quién eres, algo grande al que no engañarán tus pequeñeces, y la soledad no es triste, es profunda porque te lleva al centro de tu ser al que muy pocos se animan, la soledad el único estado en el que puedes sentir la totalidad de la libertad, la soledad cuya consecuencia es el verdadero amor que no es posesivo, como la meditación aparece sin esfuerzo. No escapes de tu reino que es la soledad, no dejes tu mayor tesoro, entonces no dependerás de nadie y podrás beneficiar a cualquiera.

Relájate es el primer paso para el vuelo, el paso anterior a la iluminación y comienza a relajarte desde la superficie porque ahí es donde estás, después relaja tus reacciones, tus actitudes, cada vez más lento hasta llegar a la quietud, pero tranquilo sin prisa porque tienes a la eternidad por delante, lo que no has vivido no te dejará en paz hasta que lo vivas, es más, cada día será más pesado y lo no vivido te hace temer lo que vendrá, por eso es un insoportable conflicto. 

Detente y mira, toda la existencia baila alrededor tuyo, y puede bailar porque estás relajada por eso el universo se expande constantemente, piensa que naciste para vivir, algo que nadie puede hacer por tí, entonces, cómo puedes perder este tiempo precioso abandonándote, complicándote con los demás, y si tomas conciencia de esto comenzarás a relajarte solo hasta caminarás más lento, entonces verás más y te escucharán todas las partes de tu cuerpo, al que ya no volverás a reprimir, es decir a empobrecer y enfermar.

Si dices lo que nunca te animaste a decir, hasta lo que no tiene sentido comenzarás a sacar la basura que la sociedad te metió en la cabeza, entonces comenzará el silencio en ella, lo que quiere decir que vivirás cada cosa y cada acto como por primera vez como el mas pequeño de los niños y para ello tienes que estar atento a lo que sucede dentro tuyo como estás atento al tránsito de automóviles antes de cruzar la calle, es decir solo tienes que dejar la inconciencia para entrar a la conciencia.

Ningún esfuerzo solo relajarse para llegar a la iluminación, que es una silenciosa y constante lluvia de flores y la iluminación llega sola, como el amor, pero para eso debes estar siempre atento, es decir libre de todo lo que no seas tu mismo, consciente de lo que te sucede, sin buscar, porque la búsqueda te pone tenso, atento a una sola cosa, lo que trae ansiedad que aleja a la iluminación.

Debes estar tan relajado que los demás piensen que no estás y en ese silencio te darás cuenta que tu alma siempre está iluminada. Entonces tu vida será una maravillosa canción como la mía.

No ensombrezcas a tu cabeza que enfermará tu cuerpo, con la disciplina, con el rigor y como toda obligación, solo trae cansancio y hastío, y solo relajado se entra a la verdadera vida, escúchate, la iluminación está en lo más profundo de tu ser. No destruyas a tu inteligencia con el esfuerzo y cuando te ilumines todo se iluminará a tu alrededor, entonces comprenderás que la vida es una fiesta y que lo que llamamos problemas son lecciones y que todo es por algo, porque nada está fuera del todo, es decir que cuando veas muy adentro verás muy afuera, tanto que verás adentro de las cosas que te rodean, entonces naturalmente calmarás y hasta curarás.

Tienes una sola tarea completar tu propia naturaleza y para esto tienes que estar en la sociedad como si no fueras parte de ella, la sociedad que es tan mediocre y suicida que sigue apostando a cosas que nunca funcionaron y no funcionarán.

Calla a tu ego, que para crecer busca lo imposible, por eso te condena a un constante malestar, a un eterno desagrado que ves en todas las caras que cruzan por las calles de las ciudades del mundo. 

Ni comprar las mejores cosas los alegra, hasta dentro de un Mercedes Benz y de los mejore hoteles reina el malhumor. Ya nadie silva ni canta por las calles, excepto los vagabundos, aparentes perdedores. 

Recuerda el buscador es lo buscado, el conocedor es lo conocido. Entonces la iluminación eres tú, solo tienes que darte cuenta, y para esto debes librarte de lo que te distrae de ti, es decir de lo que te rodea, entonces la única religión es tu propia naturaleza, como la religión del fuego es ser caliente y la del agua ser blanda, y la del zorro ser astuto. 

Detente pero para profundizar como un sabio, no para abandonarte como un vago. Detente para iluminarte, no para empobrecerte. Detente para tomar conciencia del todo, no para separarte, lo que además es imposible. Detente ahora para que tenga más calidad, tu accionar de mañana. Detente para adueñarte de ti, entonces ya no podrán manipularte los demás. Y de la observación renacerá tu espontaneidad, que refrescara todos tus actos que iluminará a los que te rodean.

No pierdas el tiempo con la fotografía que guarda lo muerto, ni con el espejo que es solo una repetición, que tu mente no funcione como una cámara fotográfica, sino como un radar, atento a las infinitas propuestas de la vida, entonces desbordará fuego, es decir, amor que solo puede suceder cuando te conoces, porque de lo contrario, ¿con quién estará el otro?

Pero el amor no es solo relacionarte con el otro, con los otros. Es un estado luminoso del ser, tan pleno que se basta a sí mismo, es más que enamorarse es tener conciencia que uno es el mismísimo amo, eso es realmente estar enamorado, es decir en brazos del amor, es decir en brazos de uno mismo. 

La antítesis del amor es el miedo que te condena a una reiteración constante, y el odio es el amor malentendido, una manera insalubre y vergonzosa de amar, el amor te crece y el miedo te empequeñece, el amor abre todas las puertas y el miedo las cierra, el amor confía, el miedo duda. El miedo es el infierno ahora mismo, y el amor el paraíso siempre.

Es más digno que saltes al vacío, es decir que te entregues a la aventura, a que te maten lentamente creencias heredadas, es decir muertas. 

Y esa entrega a la vida es el punto más alto del amor que es mi religión.

El arte es el fruto más apreciado del amor.

Medita, busca tu centro que es el que te comunica con el universo, profundízate y llegarás más lejos, a cuanto más adentro más afuera, y deja que tu cuerpo se manifiesta, es decir, baila, canta, has el amor que es una manera de cantar y bailar a la vez, de comunicarte directamente con la vida, es decir con Dios.

Escucha todos los pájaros y reverencia todas las montañas, excítate en la selva y deja que los ríos te lleven a los mares que entre muchas maravillas, tienen islas maravillosas, en una de ellas descansa Gogan y Bell que quiso quedarse a su lado por la eternidad. En otra decidí nacer de nuevo, es decir ser otra persona y lo conseguí. En otra me esperan constantemente.

Vive todo pero no etiquetes nada, primero porque la vida es una sola, es decir, incluye todo, y segundo porque la vida es movimiento, es decir cambia constantemente.

No evites a nadie ni a nada, porque cada persona, o cada flor, o cada pájaro, o cada piedra es una cara diferente de Dios. Y sácate de la cabeza la idea de la seguridad, porque lo único seguro en la vida es la inseguridad y ese peligro constante que es la vida la hace tan excitante.

Confía en ti y esa energía te llevará al amor que te confirmará que estás en contacto con Dios, que no es ni bueno ni malo que es un invento de los humanos, que es lisa y llanamente Dios es decir el Padre y todo por eso hace lo que quiere, por eso la vida es lo que es, no lo que debería. 

Entonces bendecido, bendecirás a todo lugar por el que pases y no te esfuerces, el amor no puede ser mejorado porque es lo máximo y esto lo confirma que con él Dios creo al universo. Pero por favor no confundas al amor con el deseo , tampoco te sientas mal porque el sexo es maravilloso, e independiente del amor, tiene vida propia, encendida vida, excitante vida, riquísima vida, pretórica de juegos y sensaciones, extraordinario ejercicio para la mente, paraíso de la imaginación que pone de pie al animal que lo manifiesta como nadie.

Métete en el medio de ese círculo que como todo círculo es perfecto, por eso va desde la fiesta de ahora mismo hasta la reproducción, del placer inmediato a la continuidad de la especie.

La vida es generosa, por ejemplo el sexo te hace sentir todo el cuerpo y el amor hace que lo superes, que vueles más allá, siempre más allá, a las profundidades y las alturas que no tienen límites, sin medidas, es decir más allá de la materia que no es menor, porque es otra manifestación, desde tu cuerpo a las flores, de los árboles a los diamantes, desde las estrellas a las computadoras, maravilla que el hombre ideo con el cerebro que le prestó Dios, porque todo lo que tenemos es prestado, es decir por ahora, excepto el espíritu que es para siempre y el alma que es parte del alma universal.

Pero recuerda que no somos dueños de la tierra, sino hijos de ella, por lo tanto, sácate de la cabeza la idea de la propiedad y esa liviandad te hará vivir mejor.

Vamos de hoguera en hoguera, porque nuestra vida es un peregrinaje eterno por eso es ilusión que sientas que te has quedado en alguna parte, o que vives con alguien para siempre, ilusión que te crea un compromiso que te asfixia.

La vida no es un valle de lágrimas, ¿puede ser un valle de lágrimas el amanecer o el ocaso, las playas de Cancun, las nieves de Bariloche, las uvas, el nacimiento de un niño, la danza, los carnavales de Río de Janeiro, los campeonatos mundiales de fútbol, el tenis, el golf, la fórmula 1, la literatura, la pintura, los encuentros, los hallazgos, la voluntad que nos pone de pie todos los días, la esperanza que nos ilumina el camino en medio de la tormenta; el pan, el queso y el vino, el café con los amigos y esas orgías espirituales que son los conciertos; los ríos que cruzan los valles, los barcos que nos trajeron a Cervantes y a Cesan, los aviones que nos acercan a New York y a París, la Inglaterra de Chersterton y la Irlanda de Joyce, las esculturas de Henry Moore, el cine de Chaplin, las cigüeñas de colmenar viejo, las palomas de Firense, los gatos del Coliseo Romano, los perros Siberianos, los patos holandeses y los caballos argentinos?

¿Puede ser un valle de lágrimas el Mato Grosso, San Martín de los Andes, Puerto Rico, Chicago, el jazz, los proyectos, los sueños, el deseo que embellece a la misma mujer día a día, la renuncia que nos aliviana constantemente, el permanente regreso a Buenos Aires que es el capricho de mi corazón? 

¿Puede suceder en un valle de lágrimas este encuentro feliz?

Juana Macedo Palomino.

Ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo


jueves, 29 de enero de 2015

"LOS TRES ÁRBOLES DE LA COLINA"


LOS TRES ÁRBOLES DE LA COLINA

(Transcripción Juana Macedo)




La historia cuenta que tres árboles en la colina de un bosque, hablaban acerca de sus sueños y esperanzas, el primero dijo: “Algún día seré un cofre de tesoros, lleno de oro, plata y piedras preciosas, decorado con labrados artísticos y tallados finos; todos verán mi belleza”.

El segundo árbol comento: “algún día seré una poderosa embarcación, llevaré a los más grandes reyes y reinas a través de los mares, e ire a todos los rincones del mundo. Todos se sentirán seguros por mi fortaleza y poderoso casco”. 

Finalmente el tercer árbol dijo: “Yo quiero crecer para ser el más recto y grande de todos los árboles del bosque. La gente me verá en la cima, mirará mis poderosas ramas y pensará en el Dios de los cielos, y cuan cerca estoy de alcanzarlo. Seré el más grande de todos los tiempos y la gente siempre me recordará”. 

Después de unos años los árboles vieron que sus sueños podían convertirse en realidad, porque un grupo de leñadores, se acercó a ellos. 

Cuando uno de ellos vio al primer árbol dijo: “Este parece ser muy fuerte, creo que podría vender su madera algún carpintero”, y comenzó a cortarlo. El árbol estaba muy feliz debido a que sabía que este podría convertirlo en un cofre para tesoros. 

El otro leñador, mientras observaba al segundo árbol, comento: “Parece un árbol fuerte creo que lo podré vender al carpintero del puerto”. Este se puso muy feliz porque sabía que estaba en camino de convertirse en una poderosa embarcación. 

El último leñador se acercó al tercer árbol; este estaba temeroso, pues sabía que si lo cortaban, su sueño nunca se volvería realidad. El leñador dijo entonces: “No necesito nada especial, lo cortaré, lo guardaré y decidiré que hacer”. Y lo cortó. 

El primer árbol, fue convertido en un cajón de comida para animales, y puesto en un pesebre cubierto de pajas. Se sintió muy mal pues eso no era por lo que había deseado. El segundo árbol fue cortado y convertido en una barca de pesca que se movía en el lago, porque ni siquiera era lo suficientemente grande para navegar en el mar. Sus sueños se desvanecieron al ver que jamás podría llevar a importantes reyes. El tercer árbol fue cortado en largas y pesadas tablas y dejado en la oscuridad de una bodega. 

Pasado unos años los árboles olvidaron las alegrías y esperanzas que tanto habían soñado. 

Entonces un día un hombre y una mujer llegaron a un pesebre, ella dio a luz un niño, y lo colocaron dentro del cajón, producto del primer árbol. El hombre deseaba haber podido tener un mejor lugar para su bebé, pero ese cajón debería reemplazarlo. El árbol sintió la importancia de este acontecimiento y supo que en su interior estaba el tesoro más grande de la historia.

Años más tarde, un grupo de hombres entraron en la barca, aquella en la que habían convertido el segundo árbol. Uno de ellos estaba cansado y se durmió en ella. Mientras los otros navegaban, se desato una fuerte tempestad, el árbol pensó que no sería lo suficientemente fuerte para salvar la vida de la tripulación. Despertando, ese hombre que dormía reprendió al viento y a las olas, que cesaron al instante. En ese momento el segundo árbol se dio cuenta de que estaba llevando al Rey de Reyes y Señor de Señores.

Tiempo después alguien vino y tomó al tercer árbol convertido en tablas. Fue cargado por las calles al mismo tiempo que la gente escupía, insultaba y golpeaba al hombre que lo llevaba sobre sus espaldas. Se detuvieron en una pequeña colina, donde fue clavado y levantado hasta morir. El tercer árbol se dio cuenta que fue lo suficientemente fuerte para permanecer erguido en la cima de la colina y estar tan cerca de Dios como nunca, porque Su hijo Jesús había sido crucificado en él.

MORALEJA: 
Cuando parece que las cosas no van de acuerdo a tus planes, debes saber que Dios tiene el plan perfecto para ti. Si pones tu confianza en El, te dará grandes satisfacciones en su tiempo. Recuerda que cada árbol obtuvo lo que pidió, sólo que no en la forma que lo habían deseado. No siempre sabemos cuál es la voluntad de Dios para nosotros, sólo sabemos que: 
Aunque Sus caminos no son nuestros caminos... Sus caminos siempre son los mejores.








El día que yo me muera no habrá que usar la balanza, para velar a un cantor con una milonga alcanza


miércoles, 28 de enero de 2015

LA ACTITUD IDEAL.





LA ACTITUD IDEAL 
Jerry era el tipo de persona que siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba cómo le iba, él respondía: “Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo”.

Era un gerente fantástico, tenía varias meseras que lo habían seguido de restaurante en restaurante. La razón por la que lo seguían era por su actitud. Era un motivador natural. Si un empleado tenía un mal día, Jerry estaba ahí para decirle cómo ver el lado positivo de la situación. Ver este estilo realmente me causaba curiosidad así que un día fui a buscarlo y le dije: “No te entiendo… No es posible ser una persona positiva todo el tiempo… ¿Cómo lo haces?”

Jerry respondió: “Cada mañana me despierto y me digo a mi mismo: “Jerry, tienes dos opciones hoy. Puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor”. Escojo estar de buen humor. Cada vez que sucede algo malo, puedo elegir entre ser una víctima o aprender de ello.

Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja o puedo enseñarle el lado positivo de la vida; escojo el lado positivo de la vida”. 

“Si… Claro… pero no es tan fácil” –Le dije: “Si lo es -afirmó Jerry-. Todo en la vida es acerca de elecciones. Cuando quitas todo lo demás, cada situación es una elección.

Tú eliges cómo reaccionas a cada situación.
Tú eliges cómo la gente afectará tu estado de ánimo. Tú eliges estar de buen humor o mal humor.

En resumen: TÚ DECIDES CÓMO VIVIR LA VIDA.

Reflexioné en lo que Jerry me dijo. Poco tiempo después dejé la industria del restaurante para iniciar mi propio negocio. Perdimos contacto; más con frecuencia, pensaba en él cuando tenía que hacer una elección en la vida en vez de reaccionar a ella. Varios años más tarde, me enteré de que Jerry hizo algo que nunca debe hacerse en un negocio de restaurante: dejó la puerta de atrás abierta una mañana y fue asaltado por tres ladrones armados.

Mientras trataba de abrir la caja fuerte, su mano, temblando por el nerviosismo, resbaló de la combinación. Los asaltantes sintieron pánico y le dispararon. Con mucha suerte, Jerry fue encontrado relativamente pronto y llevado de emergencia a una clínica. Luego de 18 horas de cirugía y semanas de terapia intensiva, fue dado de alta aún con fragmentos de bala en su cuerpo. Me encontré con él seis meses después del accidente y, cuando le pregunté cómo estaba, me respondió: “Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo”. Le pregunté qué pasó por su mente en el momento del asalto. Contestó: “Lo primero que vino a mi mente fue que debía haber cerrado con llave la puerta de atrás. Cuando estaba tirado en el piso, recordé que tenía dos opciones: Podía elegir morir; elegí vivir”. 

“¿No sentiste miedo?” –averigüé.

Jerry continuó: “Los médicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Más, cuando me llevaron al quirófano y vi las expresiones en las caras de los médicos y enfermeras, realmente me asusté. Podía leer en sus ojos: Es hombre muerto. Supe entonces que debía tomar acción…

“Qué hiciste?” –indagué. “Bueno…uno de los médicos me preguntó si era alérgico a algo, y, respirando profundo, grité: “!Sí!, a las balas…” Mientras reían, les dije: ”Estoy escogiendo vivir… Opérenme como si estuviera vivo, no muerto”. Jerry vivió por la maestría de los médicos; pero, sobre todo, por su asombrosa actitud. Aprendí que cada día tenemos la elección de vivir plenamente. La actitud, al final, lo es todo.

LEVÁNTATE Y ANDA. FACUNDO CABRAL (Transcripción Juana Macedo. Parte FINAL)



LEVÁNTATE Y ANDA. FACUNDO CABRAL
(Transcripción Juana Macedo. Parte FINAL)

La vida es generosa, por ejemplo el sexo te hace sentir todo el cuerpo y el amor hace que lo superes, que vueles más allá, siempre más allá, a las profundidades y las alturas que no tienen límites, sin medidas, es decir más allá de la materia que no es menor, porque es otra manifestación, desde tu cuerpo a las flores, de los árboles a los diamantes, desde las estrellas a las computadoras, maravilla que el hombre ideo con el cerebro que le prestó Dios, porque todo lo que tenemos es prestado, es decir por ahora, excepto el espíritu que es para siempre y el alma que es parte del alma universal.

Pero recuerda que no somos dueños de la tierra, sino hijos de ella, por lo tanto, sácate de la cabeza la idea de la propiedad y esa liviandad te hará vivir mejor.

Vamos de hoguera en hoguera, porque nuestra vida es un peregrinaje eterno por eso es ilusión que sientas que te has quedado en alguna parte, o que vives con alguien para siempre, ilusión que te crea un compromiso que te asfixia.

La vida no es un valle de lágrimas, ¿puede ser un valle de lágrimas el amanecer o el ocaso, las playas de Cancun, las nieves de Bariloche, las uvas, el nacimiento de un niño, la danza, los carnavales de Río de Janeiro, los campeonatos mundiales de fútbol, el tenis, el golf, la fórmula 1, la literatura, la pintura, los encuentros, los hallazgos, la voluntad que nos pone de pie todos los días, la esperanza que nos ilumina el camino en medio de la tormenta; el pan, el queso y el vino, el café con los amigos y esas orgías espirituales que son los conciertos; los ríos que cruzan los valles, los barcos que nos trajeron a Cervantes y a Cesan, los aviones que nos acercan a New York y a París, la Inglaterra de Chersterton y la Irlanda de Joyce, las esculturas de Henry Moore, el cine de Chaplin, las cigüeñas de colmenar viejo, las palomas de Firense, los gatos del Coliseo Romano, los perros Siberianos, los patos holandeses y los caballos argentinos?

¿Puede ser un valle de lágrimas el Mato Grosso, San Martín de los Andes, Puerto Rico, Chicago, el jazz, los proyectos, los sueños, el deseo que embellece a la misma mujer día a día, la renuncia que nos aliviana constantemente, el permanente regreso a Buenos Aires que es el capricho de mi corazón? 

¿Puede suceder en un valle de lágrimas este encuentro feliz?

Juana Macedo Palomino.

El ego te hace sentir la ilusión suicida de que eres algo aparte...


martes, 27 de enero de 2015

LA PERFECCIÓN (Transcripción Juana Macedo)




LA PERFECCIÓN
Un cargador de agua en la India tenía dos grandes vasijas que colgaban en los extremos de un palo que él llevaba encima de los hombros. Una de las vasijas tenía unas grietas, mientras que la otra era perfecta y entregaba el agua completa al final del largo trayecto a pie desde el arroyo hasta la casa del patrón.
Cuando llegaba, la vasija rota solo contenía la mitad del agua. Por dos años completos, esto fue así diariamente.
Desde luego, la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, ideal para los fines para los cuales fue creada.
Mas la pobre vasija resquebrajada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque solo podía conseguir la mitad de lo que se suponía debía hacer.
Después de dos años, le habló al aguador diciéndole:
-Estoy avergonzada de mí misma y me quiero disculpar contigo…
-¿Por qué? –Le preguntó el aguador.
-Porque debido a mis grietas sólo puedes entregar la mitad de mi carga. Debido a ellas, sólo obtienes la mitad del valor de lo que deberías.
El aguador se sintió muy apesadumbrado por la vasija y, con gran compasión, le dijo:
-Cuando regresemos a la casa del patrón, quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino…
Así lo hizo, y, en efecto, vio muchísimas flores hermosas a todo lo largo; pero, de todos modos, se sintió muy apenada porque al final solo llevaba la mitad de su carga.
El aguador le dijo:
-¿Te diste cuenta de que las flores solo crecen al lado de tu camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise obtener ventaja; por ello, sembré semillas de flores en todo el largo del camino por donde tú vas, y todos los días las has regado. Por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi maestro.
Sin ser exactamente cómo eres, él no hubiera tenido esa belleza sobre su mesa.

Cada uno de nosotros tiene sus propias grietas. Todos somos vasijas agrietadas, pero debemos saber que siempre existe la posibilidad de aprovechar las grietas para obtener buenos resultados.



Me cansé tratando de levantar a los que no quieren levantarse... Libro "AYER SOÑÉ QUE PODÍA Y HOY PUEDO"



Me cansé tratando de levantar a los que no quieren levantarse, de anunciar el nuevo día a los que quieren seguir durmiendo, de hablar de la vida a los que siguen prefiriendo la muerte, por eso sigo caminando en busca de la luz solo o con unos pocos, sin permitir que el rebaño me demore, es una traición no utilizar el don, no vivir al máximo de nuestras posibilidades, ya no sirven los pretextos para no crecer, ni siquiera el amoroso pretexto de la caridad. Facundo Cabral.

Un antiguo indio Cherokee dijo a su nieto...


LEVÁNTATE Y ANDA. FACUNDO CABRAL (Transcripción Juana Macedo. Parte 9)


LEVÁNTATE Y ANDA. FACUNDO CABRAL
(Transcripción Juana Macedo. Parte 9)

La antítesis del amor es el miedo que te condena a una reiteración constante, y el odio es el amor malentendido, una manera insalubre y vergonzosa de amar, el amor te crece y el miedo te empequeñece, el amor abre todas las puertas y el miedo las cierra, el amor confía, el miedo duda. El miedo es el infierno ahora mismo, y el amor el paraíso siempre. 

Es más digno que saltes al vacío, es decir que te entregues a la aventura, a que te maten lentamente creencias heredadas, es decir muertas. 

Y esa entrega a la vida es el punto más alto del amor que es mi religión.

El arte es el fruto más apreciado del amor.

Medita, busca tu centro que es el que te comunica con el universo, profundízate y llegarás más lejos, a cuanto más adentro más afuera, y deja que tu cuerpo se manifiesta, es decir, baila, canta, has el amor que es una manera de cantar y bailar a la vez, de comunicarte directamente con la vida, es decir con Dios.

Escucha todos los pájaros y reverencia todas las montañas, excítate en la selva y deja que los ríos te lleven a los mares que entre muchas maravillas, tienen islas maravillosas, en una de ellas descansa Gogan y Bell que quiso quedarse a su lado por la eternidad. En otra decidí nacer de nuevo, es decir ser otra persona y lo conseguí. En otra me esperan constantemente.

Vive todo pero no etiquetes nada, primero porque la vida es una sola, es decir, incluye todo, y segundo porque la vida es movimiento, es decir cambia constantemente.

No evites a nadie ni a nada, porque cada persona, o cada flor, o cada pájaro, o cada piedra es una cara diferente de Dios. Y sácate de la cabeza la idea de la seguridad, porque lo único seguro en la vida es la inseguridad y ese peligro constante que es la vida la hace tan excitante.

Confía en ti y esa energía te llevará al amor que te confirmará que estás en contacto con Dios, que no es ni bueno ni malo que es un invento de los humanos, que es lisa y llanamente Dios es decir el Padre y todo por eso hace lo que quiere, por eso la vida es lo que es, no lo que debería. 

Entonces bendecido, bendecirás a todo lugar por el que pases y no te esfuerces, el amor no puede ser mejorado porque es lo máximo y esto lo confirma que con él Dios creo al universo. Pero por favor no confundas al amor con el deseo , tampoco te sientas mal porque el sexo es maravilloso, e independiente del amor, tiene vida propia, encendida vida, excitante vida, riquísima vida, pretórica de juegos y sensaciones, extraordinario ejercicio para la mente, paraíso de la imaginación que pone de pie al animal que lo manifiesta como nadie.

Métete en el medio de ese círculo que como todo círculo es perfecto, por eso va desde la fiesta de ahora mismo hasta la reproducción, del placer inmediato a la continuidad de la especie… (Continúa parte final)

Levántate y anda acércate a los sabios...


lunes, 26 de enero de 2015

Una buena vida es aquella inspirada por el amor y guiada por la inteligencia


YO TAMBIÉN SOY DE ESA GENERACIÓN...


LEVANTATE Y ANDA. FACUNDO CABRAL


LEVÁNTATE Y ANDA. FACUNDO CABRAL
(Transcripción Juana Macedo. Parte 8)

Calla a tu ego, que para crecer busca lo imposible, por eso te condena a un constante malestar, a un eterno desagrado que ves en todas las caras que cruzan por las calles de las ciudades del mundo. 

Ni comprar las mejores cosas los alegra, hasta dentro de un Mercedes Benz y de los mejore hoteles reina el malhumor. Ya nadie silva ni canta por las calles, excepto los vagabundos, aparentes perdedores. 

Recuerda el buscador es lo buscado, el conocedor es lo conocido. Entonces la iluminación eres tú, solo tienes que darte cuenta, y para esto debes librarte de lo que te distrae de ti, es decir de lo que te rodea, entonces la única religión es tu propia naturaleza, como la religión del fuego es ser caliente y la del agua ser blanda, y la del zorro ser astuto. 

Detente pero para profundizar como un sabio, no para abandonarte como un vago. Detente para iluminarte, no para empobrecerte. Detente para tomar conciencia del todo, no para separarte, lo que además es imposible. Detente ahora para que tenga más calidad, tu accionar de mañana. Detente para adueñarte de ti, entonces ya no podrán manipularte los demás. Y de la observación renacerá tu espontaneidad, que refrescara todos tus actos que iluminará a los que te rodean.

No pierdas el tiempo con la fotografía que guarda lo muerto, ni con el espejo que es solo una repetición, que tu mente no funcione como una cámara fotográfica, sino como un radar, atento a las infinitas propuestas de la vida, entonces desbordará fuego, es decir, amor que solo puede suceder cuando te conoces, porque de lo contrario, ¿con quién estará el otro?

Pero el amor no es solo relacionarte con el otro, con los otros. Es un estado luminoso del ser, tan pleno que se basta a sí mismo, es más que enamorarse es tener conciencia que uno es el mismísimo amo, eso es realmente estar enamorado, es decir en brazos del amor, es decir en brazos de uno mismo. (Sigue 9)

domingo, 25 de enero de 2015

Mi madre decía: “El día del juicio final, Dios no va a juzgar uno por uno porque sería ardua tarea y tiene que ver un universo, está muy ocupado, va a juzgar el promedio de la humanidad y si juzga al promedio estamos salvados porque la mayoría es buena gente” 


EL VERDADERO AMOR



“EL VERDADERO AMOR”

El verdadero amor, Preciosa historia con moraleja
Una pareja de jóvenes estaban muy enamorados y se iban a casar. Unos meses antes de la boda, la novia tuvo un accidente y quedó con el rostro totalmente desfigurado...

"No puedo casarme contigo”, le comunicó
en una carta a su novio, “quedé marcada y muy fea para siempre, búscate a otra joven hermosa como tú te mereces, yo no soy digna de ti” A los pocos días la muchacha recibió esta respuesta de su novio: “El verdadero indigno soy yo, tengo que comunicarte que he enfermado de la vista y el médico me dijo que voy a quedar ciego... Si aún así estás dispuesta a aceptarme, yo sigo deseando casarme contigo”

Y se casaron, y cuando lo hicieron, el novio estaba ya totalmente ciego. Vivieron 20 años de amor, felicidad y comprensión, ella fue su lazarillo, se convirtió en sus ojos, en su luz, el amor los fue guiando por ese túnel de tinieblas. Un día ella enfermó gravemente y cuando agonizaba, se lamentaba por dejarlo solo entre esas tinieblas. El día que ella murió, él abrió sus ojos ante el desconcierto de todos… “no estaba ciego” - dijo- “fingí serlo para que mi mujer no se afligiera al pensar que la veía con el rostro desfigurado, ahora mi amor descansa en ella”

Moraleja: El verdadero amor ve más allá de la belleza física, porque el verdadero amor, va con el corazón. Vivimos en un mundo de apariencias, donde se califica a las personas según su aspecto físico, pero el verdadero amor embellece más que el más caro tratamiento de belleza; la belleza se acaba, pero el amor verdadero vive para siempre.
(Publicado por Fredy Monte Verde)

Compartir una pena y dividirla o compartir una alegría y multiplicarla


Es la hora de la razón, y la razón de nacer es vivir...


sábado, 24 de enero de 2015

LO QUE ENCONTRÓ UN MÉDICO EN EL CORAZÓN DE UN NIÑO..





LO QUE ENCONTRÓ UN MÉDICO EN EL CORAZÓN DE UN NIÑO

Mañana en la mañana abriré tu corazón le explicaba el cirujano a un niño. Y el niño interrumpió: -¿Usted encontrará a Jesús allí?

El cirujano se quedó mirándole, y continuó: -Cortaré una pared de tu corazón para ver el daño completo.

Pero cuando abra mi corazón, ¿encontrará a Jesús ahí?, volvió a interrumpir el niño.
El cirujano se volvió hacia los padres, quienes estaban sentados tranquilamente.

Cuando haya visto todo el daño allí, planearemos lo que sigue, ya con tu corazón abierto.

Pero, ¿usted encontrará a Jesús en mi corazón? La Biblia bien claro dice que Él vive allí. Las alabanzas todas dicen que Él vive allí.....

¡Entonces usted lo encontrará en mi corazón!

El cirujano pensó que era suficiente y le explicó:

Te diré que encontraré en tu corazón..

Encontraré músculo dañado, baja respuesta de glóbulos rojos, y debilidad en las paredes y vasos. Y aparte me daré cuenta si te podemos ayudar o no.

¿Pero encontrará a Jesús allí también? Es su hogar, Él vive allí, siempre está conmigo.

El cirujano no toleró más los insistentes comentarios y se fue. Enseguida se sentó en su oficina y procedió a grabar sus estudios previos a la cirugía: aorta dañada, vena pulmonar deteriorada, degeneración muscular cardiaca masiva. Sin posibilidades de trasplante, difícilmente curable.

Terapia: analgésicos y reposo absoluto.

Pronóstico: tomó una pausa y en tono triste dijo: muerte dentro del primer año. Entonces detuvo la grabadora. Pero, tengo algo más que decir: ¿Por qué? Pregunto en voz alta ¿Por qué hiciste esto a él? Tú lo pusiste aquí, tú lo pusiste en este dolor y lo has sentenciado a una muerte temprana. ¿Por qué?

De pronto, Dios, nuestro Señor le contestó:

El niño, mi oveja, ya no pertenecerá a tu rebaño porque él es parte del mío y conmigo estará toda la eternidad. Aquí en el cielo, en mi rebaño sagrado, ya no tendrá ningún dolor, será confortado de una manera inimaginable para ti o para cualquiera. Sus padres un día se unirán con él, conocerán la paz y la armonía juntos, en mi reino y mi rebaño sagrado continuará creciendo.

El cirujano empezó a llorar terriblemente, pero sintió aun más rencor, no entendía las razones. Y replicó:

Tú creaste a este muchacho, y también su corazón ¿Para qué? ¿Para que muera dentro de unos meses?

El Señor le respondió: Porque es tiempo de que regrese a su rebaño, su tarea en la tierra ya la cumplió.

Hace unos años envié una oveja mía con dones de doctor para que ayudara a sus hermanos, pero con tanta ciencia se olvidó de su Creador.

Así que envié a mi otra oveja, el niño enfermo, no para perderlo sino para que regresara a mí aquella oveja perdida hace tanto tiempo.

El cirujano lloró y lloró inconsolablemente.

Días después, luego de la cirugía, el doctor se sentó a un lado de la cama del niño; mientras que sus padres lo hicieron frente al médico.

El niño despertó y murmurando rápidamente preguntó:

-¿Abrió mi corazón?

Si - dijo el cirujano-

-¿Qué encontró? preguntó el niño

Tenías razón, encontré allí a Jesús.

Dios tiene muchas maneras y formas diferentes para que tu regreses a su lado.