martes, 6 de enero de 2015

El ocaso de una gran esperanza es como el ocaso del sol: con ella se extingue el esplendor de nuestra vida.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario