martes, 31 de marzo de 2015

COMO SI FUERA MI ÚLTIMO DÍA. (Transcripción Juana Macedo. Tercer Cielo)


COMO SI FUERA MI ÚLTIMO DÍA. 
(Transcripción Juana Macedo. Tercer Cielo)

Como si fuera mi último día, voy a vivir en la vida
amando sincero, mostrando a los míos, cuanto los quiero...
Como si fuera mi último día, voy a luchar por mis sueños, viviendo sin miedo cada minuto, vivirlo intenso...
No voy a esperar hasta mañana, si el presente lo tengo....
Como si no hubiese tiempo y me quedara un momento, voy a mostrar que te amo, que estoy contento, que te tengo...
Como si tu alegría depende de mí, voy a darlo todo por ti,y voy a hacerte este día el mejor que pueda vivir...
Como si fuera mi último chance, para mirarte de nuevo, haré del momento el más importante de tu recuerdo...
En el estrés de la vida, se nos escapan detalles, que luego más adelante lamentamos olvidarse...y a veces se hace difícil o imposible recuperarlos...
Disfrutar todo aquello que Dios me brindo, mis amigos, familia y amor y voy a hacer este día el mejor que pueda vivir...

LAS SÁBANAS SUCIAS





LAS SÁBANAS SUCIAS
Una pareja de recién casados, se mudó para un barrio muy tranquilo. En la primera mañana en la casa, mientras tomaba café, la mujer reparó a través de la ventana, que una vecina colgaba sábanas en el tendedero.

Que sábanas tan sucias cuelga la vecina en el tendedero…! Quizás necesita un jabón nuevo… ¡Ojala pudiera ayudarla a lavar las sábanas!

El marido miró y quedó callado. Y así, cada dos o tres días, la mujer repetía su discurso, mientras la vecina tendía sus ropas al sol y el viento.

Al mes, la mujer se sorprendió al ver a la vecina tendiendo las sábanas limpiecitas, y dijo al marido: ¡Mira, ella aprendió a lavar la ropa! ¿Le enseñaría otra vecina?
El marido le respondió: ¡No querida, hoy me levanté más temprano y lavé los vidrios de nuestra ventana!

Autor: desconocido

¿Qué tal lavar nuestros cristales y abrir nuestra ventana?
_ Si lo que vemos fuera no estuviera en nosotros no
lo reconoceríamos. Podemos agradecer a que los otros son un espejo que nos revela realmente como somos.

lunes, 30 de marzo de 2015

LA VOLUNTAD DE DIOS





LA VOLUNTAD DE DIOS
(Transcripción Juana Macedo: Reflexiones)

Un hombre encontró un capullo y lo llevó a casa para ver cómo emergía la mariposa. Un día algo pequeño apareció. El hombre se sentó y observó por algunas horas cómo la mariposa luchaba forzando su cuerpo a través de la pequeña abertura del capullo.

Parecía que no había ningún progreso. Era como si no pudiera salir. Estaba atascada. El hombre en su bondad decidió ayudarla. Tomó unas tijeras y cortó lo que faltaba para que saliera su pequeño cuerpo. Y así fue, la mariposa emergió fácilmente.

Pero su cuerpo era pequeño y retorcido, y sus alas estaban arrugadas. El hombre continuó contemplándola en espera de que, en cualquier momento, la mariposa estirará las alas. Más nada pasaba. De hecho, prosiguió el resto de su vida arrastrándose con su retorcido cuerpo, sin poder volar.

Lo que el hombre no entendió, movido por su corazón y urgencia, es que el diminuto capullo y la lucha requerida para salir del agujero era la manera en que Dios inyectaba fluidos desde su cuerpo hacia las alas, de forma que se fortaleciera para poder volar y tomar la libertad. Libertad y vuelo solo vendrían después de la lucha. Privando a la mariposa de la lucha, el hombre la privó de su salud y libertad.



Algunas veces, luchas y aflicciones son exactamente lo que necesitamos en nuestras vidas. Si Dios nos permite ir por nuestras vidas sin obstáculos, podría lisiarnos para siempre. No seríamos tan fuertes como lo hemos sido hasta ahora.

Hagan las cosas solo por amor...


domingo, 29 de marzo de 2015

Entrada de Jesús a Jerusalén. Juan 12.12-19


El Domingo de Ramos es aquel en el que los cristianos conmemoran la entrada triunfal de Jesús de Nazaret en Jerusalén, aclamado por la multitud, días antes de su pasión, muerte y resurrección, según narran los cuatro evangelios canónicos. Dicho domingo da inicio a la Semana Santa.

Entrada de Jesús a Jerusalén

Juan 12.12.Al día siguiente, muchos de los que habían llegado para la fiesta se enteraron de que Jesús también venía a Jerusalén.

13.Entonces tomaron ramas de palmera y salieron a su encuentro gritando: «¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Bendito sea el Rey de Israel!»

14.Jesús encontró un burrito y se montó en él,

15.según dice la Escritura: No temas, ciudad de Sión, mira que viene tu Rey montado en un burrito.

16.Los discípulos no se dieron cuenta de esto en aquel momento, pero cuando Jesús fue glorificado, recapacitaron que esto había sido escrito para él y que lo habían hecho para él.

17.Toda la gente que había estado junto a Jesús cuando llamó a Lázaro del sepulcro y lo resucitó de entre los muertos, cantaba sus alabanzas,

18.y muchos otros vinieron a su encuentro a causa de la noticia de este milagro.

19.Mientras tanto los fariseos comentaban entre sí: «No hemos adelantado nada. Todo el mundo se ha ido tras él.»

EL VALOR


EL VALOR

Al principio no hay diferencia entre la persona valiente y la cobarde. Las dos tienen miedo. La diferencia es, que la cobarde escucha sus miedos y se guía por ellos, mientras que la persona valiente los deja a un lado y sigue hacia delante. Los miedos están ahí y los conoce, pero la persona valiente avanza hacia lo desconocido a pesar de todos los miedos. Valentí­a no significa ausencia de miedo, sino avanzar hacia lo desconocido a pesar de todos los miedos. Viajar hacia lo desconocido es excitante. El corazón comienza a palpitar de nuevo; estás vivo, totalmente vivo. Cada fibra de tu ser está viva porque tú has aceptado el reto de lo desconocido. Aceptar el reto a lo desconocido requiere valentía. Los miedos están ahí­, pero si sigues adelante aceptando el reto una y otra vez, poco a poco estos miedos desaparecerán. La alegrí­a que te trae lo desconocido, el éxtasis que se produce ante lo desconocido, te hace suficientemente fuerte, te da una cierta integridad, hace tu inteligencia más aguda. Comienzas a sentir que la vida no es aburrida. La vida es una aventura. Poco a poco los miedos desaparecen y tú continúas buscando y explorando nuevas aventuras.
Valentía es arriesgar lo conocido a costa de lo desconocido,lo familiar por lo no familiar, la comodidad por la incomodidad del duro peregrinaje hacia un destino desconocido. Uno nunca sabe si sera capaz de llegar o no. Es un riesgo, pero solo los que se arriesgan saben qué es vivir.

sábado, 28 de marzo de 2015

LOS MOMENTOS ESPECIALES (Transcripcion Juana Macedo: Lecciones de Vida


LOS MOMENTOS ESPECIALES 
(Transcripcion Juana Macedo: Lecciones de Vida

Mi amigo abrió el cajón de la cómoda de su esposa y levantó un paquete envuelto en papel de seda:
“Esto –dijo- no es un simple paquete, es lencería”
Tiró el papel que lo envolvía y observó la exquisita seda y el encaje. “Ella compró esto la primera vez que fuimos a Nueva York, hace 8 o 9 años. Nunca lo usó. Lo estaba guardando para una ocasión especial. Bueno… creo que esta es la ocasión” me comentó.
Se acercó a la cama y colocó la prenda junto con las demás ropas que iba a llevar a la funeraria.
Su esposa acababa de morir. Volviéndose hacia mí, añadió:
“No guardes nada para una ocasión especial, cada día que vives es una ocasión especial”.
Todavía estoy pensando en esas palabras que cambiaron mi vida.
Ahora estoy leyendo más y limpiando menos.
Me siento en la terraza, admiró la vista sin fijarme en las malas hierbas del jardín.
Paso más tiempo con mi familia y amigos, y menos tiempo en el trabajo.
He comprendido a la vida debe ser un patrón de experiencias para disfrutar, no para sobrevivir.
Ya no guardo nada. Uso mis copas de cristal todos los días.
Me pongo mi saco nuevo para ir al supermercado, si así lo decido y me da la gana.
Ya no guardo mi mejor perfume para fiestas especiales, lo uso cada vez que me provoca hacerlo.
Las frases “algún día” y “uno de estos días” están desapareciendo de mi vocabulario.
Si vale la pena verlo, escucharlo o hacerlo, quiero verlo, escucharlo o hacerlo ahora.
No estoy seguro de lo que habría hecho la esposa de mi amigo si hubiera sabido que no estaría aquí para e mañana que todos tomamos tan a la ligera.
Creo que hubiera llamado a sus familiares y amigos cercanos.
 A lo mejor, hubiera llamado a algunos antiguos amigos para disculparse y hacer las paces por posibles enojos del pasado.
Me gusta pensar que hubiera ido a comer comida china su favorita.
Son esas pequeñas cosas dejadas sin hacer las que me harían enojar si supiera que mis horas están limitadas
Enojado porque dejé de ver a buenos amigos con quienes me iba a poner en contacto ”algún día”…
Enojado porque no escribí ciertas cartas que pensaba escribir “uno de estos días”
Enojado y triste porque no le dije a mis padres, a mis hermanos, a mis hijos, a mis amigos, con suficiente frecuencia, cuánto los amo.
Ahora trato de no retardar, detener o guardar nada que agregaría risa y alegría a nuestras vidas
Y Cada mañana me digo a mí mismo que este día es especial. Cada día, cada hora, cada minuto es especial.

Espero que lo haya leído muy detenidamente y tomen en cuenta que solo tenemos una vida y que debemos disfrutar cada instante y no esperar un “momento especial”, cada minuto de nuestras vidas ya es un momento especial.

viernes, 27 de marzo de 2015

EL AMOR



EL AMOR
Un amor es quien te acepta como eres, quien te ayuda a ser mejor. Es alguien que te levanta el ánimo cuando lo necesitas. Es alguien con quien se puede bromear sin que te enojes. Es alguien que se acuerda de ti cuando reza. Es alguien que te quiere por lo que eres y no por lo que tienes ni por lo que sabes. Es alguien que no se queda mirando, sino que te lleva a mirar juntos en la misma dirección. Es alguien que se interesa por tus cosas... aunque sean pequeñas. Es alguien que se acuerda de ti cuando tu no estas y no te deja cuando fracasas. Es alguien que comparte tu soledad y tu tristeza, así como tus alegrías y tus sonrisas. Es alguien que trata de entenderte. Es alguien que sé lanza contigo a correr riesgos y que nunca te negará su ayuda cuando la necesites.

jueves, 26 de marzo de 2015

NUESTROS SUEÑOS. LOS TRES ÁRBOLES. (Transcripción Juana Macedo)





NUESTROS SUEÑOS
(Transcripción Juana Macedo. Lecciones de Vida)

Éranse una vez, en la cumbre de una mañana, tres pequeños árboles juntos que pensaban sobre lo que querían llegar a ser cuando fueran grandes.

El primer arbolito miró hacia las estrellas y dijo: “Yo anhelo guardar tesoros. Quiero estar repleto de oro y lleno de piedras preciosas.

¡Yo seré el baúl de tesoros más hermoso del mundo!”

El segundo arbolito miró un pequeño arroyo en su camino al océano y expresó:

”Yo quiero viajar a través de aguas terribles y llevar reyes poderosos sobre mí. ¡Yo seré el barco más imponente del mundo!”

El tercer arbolito miró hacia el valle que estaba debajo de la montaña y vio a hombres y mujeres trabajando en un pueblo y exclamó: “Yo no quiero irme de la cima de la montaña nunca. Yo quiero crecer tan alto que, cuando la gente del pueblo se pare a contemplarme, levanten su mirada al cielo y piensen en Dios. ¡Yo seré el árbol más alto del universo!”. 

Los años pasaron. Llovió, brilló el sol y los pequeños árboles crecieron muy alto. Un día tres leñadores subieron a la cumbre de la montaña. El primer leñador miró al primer árbol y dijo:

“Qué árbol tan hermoso es este”: Y, con la arremetida de su hacha brillante, el primer árbol cayó. “Ahora me deberán convertir en un baúl hermoso, ¡tendré tesoros maravillosos!”. Aseguró el primer árbol.

El segundo leñador miró al segundo árbol y manifestó:”Este árbol es muy fuerte es perfecto para mí”. Y con la arremetida de su hacha brillante, el segundo árbol cayó. “Ahora deberé navegar aguas terribles” –pensó el segundo árbol-. Seré un barco imponente para reyes temidos y poderosos”.

El tercer árbol sintió su corazón sufrir cuando el último leñador lo miró. El árbol se paró derecho, alto y apuntando ferozmente al cielo.

Pero el leñador ni siquiera miró hacia arriba y dijo: “Cualquier árbol es bueno para mí”. Y, con la arremetida de su hacha brillante, el tercer árbol cayó.

El primer árbol se emocionó cuando el leñador lo llevó a una carpintería. Mas el carpintero lo convirtió en una caja de alimento para animales de granja. Aquel árbol hermoso no fue cubierto con oro ni lleno de tesoros, sino revestido con polvo de cortadora y llenado con alimento para hambrientos animales de granja.

El segundo árbol sonrió cuando el leñador lo llevó cerca de un embarcadero, pero ningún barco imponente fue construido ese día. En lugar de eso, aquel árbol fuerte fue cortado y convertido en un simple bote de pesca, era demasiado chico y débil para navegar en el océano o en un río, y fue llevado a un pequeño lago.

El tercer árbol estaba confundido cuando el leñador lo cortó para hacer tablas fuertes y lo abandonó en un almacén de madera. ¿Qué estará pasando? –se preguntó el árbol-. Yo todo lo que quería era quedarme en la cumbre de la montaña y apuntar a Dios…”

Muchísimos días y noches pasaron. A los tres árboles ya casi se les había olvidado sus sueños. No obstante, una noche, una luz de estrella dorada alumbró al primer árbol cuando una joven mujer puso a su hijo recién nacido en la caja de alimentos.

“Yo quisiera haberle podido hacer una cuna al Niño” –le dijo su esposo a la mujer. La madre asió la mano de su esposo y sonrió mientras la luz de la estrella alumbraba a la madera suave y fuerte de la cuna. Luego, la mujer dijo: “Este pesebre es hermoso”

Y, de repente, el primer árbol supo que contenía el tesoro más grande del mundo. 




Una tarde, un viajero cansado y sus amigos se subieron al viejo bote de pesca. El viajero se quedó dormido mientras el segundo árbol navegaba tranquilamente hacia adentro del lago. De pronto, una asombrosa y aterradora tormenta llegó al lago. El pequeño árbol se llenó de temor, sabía que no tenía la fuerza para llevar a salvo, con ese viento y lluvia, a todos los pasajeros a la orilla. El hombre cansado se levantó y, alzando su mano, dijo: “Calma”.

La tormenta se detuvo tan rápido como comenzó. Y el segundo árbol supo que llevaba navegando al Rey del cielo y de la tierra.


Un día, en la mañana, el tercer árbol se extrañó cuando sus tablas fueron tomadas de aquel olvidado almacén de madera. Se asustó al ser llevado entre una impresionante multitud de personas enojadas, Se llenó de miedo cuando unos soldados clavaron las manos de un hombre en su madera. Se sintió feo, áspero y cruel. Más, un domingo por la mañana, cuando el sol brilló y la tierra tembló con júbilo debajo de su madera, el tercer árbol supo que el amor de Dios había cambiado todo.

Este hizo que se sintiera fuerte. Así, cada vez que la gente pensara en el tercer árbol, pensaría en Dios. Eso era mucho mejor que ser el árbol más alto del mundo.


La próxima vez que te encuentres deprimido, porque no conseguiste lo que tú querías, sólo siéntete firme y sé feliz porque Dios te está preparando algo mejor.

Juan 18.25-40



Juan 18.25.Simón Pedro estaba calentándose al fuego en el patio, y le dijeron: «Seguramente tú también eres uno de sus discípulos.» El lo negó diciendo: «No lo soy.»

26.Entonces uno de los servidores del sumo sacerdote, pariente del hombre al que Pedro le había cortado la oreja, le dijo: «¿No te vi yo con él en el huerto?»

27.De nuevo Pedro lo negó y al instante cantó un gallo.

28.Llevaron a Jesús de la casa de Caifás al tribunal del gobernador romano. Los judíos no entraron para no quedar impuros, pues ese era un lugar pagano, y querían participar en la comida de la Pascua.

29.Entonces Pilato salió fuera, donde estaban ellos, y les dijo: «¿De qué acusan a este hombre?»

30.Le contestaron: «Si éste no fuera un malhechor, no lo habríamos traído ante ti.»

31.Pilato les dijo: «Tómenlo y júzguenlo según su ley.» Los judíos contestaron: «Nosotros no tenemos la facultad para aplicar la pena de muerte.»

32.Con esto se iba a cumplir la palabra de Jesús dando a entender qué tipo de muerte iba a sufrir.

33.Pilato volvió a entrar en el palacio, llamó a Jesús y le preguntó: «¿Eres tú el Rey de los judíos?»

34.Jesús le contestó: «¿Viene de ti esta pregunta o repites lo que te han dicho otros de mí?»

35.Pilato respondió: «¿Acaso soy yo judío? Tu pueblo y los jefes de los sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho?»

36.Jesús contestó: «Mi realeza no procede de este mundo. Si fuera rey como los de este mundo, mis guardias habrían luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reinado no es de acá.»

37.Pilato le preguntó: «Entonces, ¿tú eres rey?» Jesús respondió: «Tú lo has dicho: yo soy Rey. Yo doy testimonio de la verdad, y para esto he nacido y he venido al mundo. Todo el que está del lado de la verdad escucha mi voz.»

38.Pilato dijo: «¿Y qué es la verdad?» Dicho esto, salió de nuevo donde estaban los judíos y les dijo: «Yo no encuentro ningún motivo para condenar a este hombre.

39.Pero aquí es costumbre que en la Pascua yo les devuelva a un prisionero: ¿quieren ustedes que ponga en libertad al Rey de los Judíos?»

40.Ellos empezaron a gritar: «¡A ése no! Suelta a Barrabás.» Barrabás era un bandido.

martes, 24 de marzo de 2015

¿QUE DICE LA PALABRA DE DIOS SOBRE EL PERDÓN?



¿QUE DICE LA PALABRA DE DIOS SOBRE EL PERDÓN?

Cuando Pedro le preguntó a Jesús cuántas veces debía perdonar, el Señor le dijo que setenta veces siete. Con su respuesta, Jesús estaba diciendo: “Perdona siempre, sin importar cuantas veces te hayan herido, así que no lleves cuentas”

Luego prosiguió a contar una parábola sobre un rey y dos de sus siervos (vea Mateo 18:21-35), en esta historia, el Rey representa a Dios y el esclavo deudor nos representa a nosotros. Jesús escogió la suma de diez mil porque en los tiempos bíblicos esta cantidad era demasiado dinero. Un talento era el salario que un hombre podía ganar por el trabajo de un año. La vida de aquel esclavo no le habría alcanzado para pagar su deuda; iba a necesitar diez mil años para hacerlo. Cuando pecamos tenemos una deuda muy grande con Dios; una que no podemos pagar aunque nos parezca que nuestro pecado es pequeño o insignificante. Podemos quedar pasmados ante tal idea si sentimos que nunca hemos hecho algo realmente malo. Sin embargo recordemos que el pecado más grande es la independencia de Dios. Proverbios 3:6: “Reconócelo en todos tus caminos”. ¿Podemos decir algunos de nosotros que nunca hemos obrado independientemente de Dios? NO. Esto nos hace deudores de Él. Como no podemos pagar por nuestros pecados, Dios envío a su hijo para que por su sacrificio en la cruz pagara por todos nuestros pecados. Cuando Dios nos perdona ya está. Somos perdonados y liberados.


El Rey perdonó la deuda del esclavo y fue limpiado. La carga de toda su vida ya no estaba más pero muy pronto el esclavo se olvidó de esto y al cobrar al que le debía obró sin nada de misericordia, sino que lo agarró del cuello y lo metió en la prisión. Otros siervos que sabían de la gran misericordia que el rey había tenido con él vieron la injusticia y le informaron al rey.

El Rey llamó al esclavo y le dijo “ !Siervo Malvado toda aquella deuda te perdoné porque me rogaste. ¿No debías tu también tener misericordia de tu con-siervo, así como también yo tuve misericordia de ti? (Vrs 32,33). Y enojado, el rey hizo que lo torturaran hasta que pagara todo lo que debía. Cuando Jesús terminó la parábola le hizo la aplicación a Pedro así como a nosotros: “Así también hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonáis de corazón cada uno a su hermano”(vrs. 35)

¿Realmente estará hablando de nosotros, sus hijos perdonados? SI. Cuando no estamos dispuestos a perdonar y a obedecer los mandamientos de Dios nos aprisionamos a nosotros mismos cayendo en los lazos del enojo, la amargura, la culpa, el odio, el miedo y la incapacidad de perdonarnos a nosotros mismos. El perdón es la solución para escapar a esos tormentos.

LA POSICIÓN DE JESÚS RESPECTO AL PERDÓN ES RADICAL: " PERO SI NO PERDONÁIS A LOS HOMBRES, TAMPOCO VUESTRO PADRE OS PERDONARÁ VUESTRAS OFENSAS" El nos hace libres para perdonar a otros, tengamos en cuenta que la falta de perdón no es saludable para el corazón, el alma o el cuerpo.

lunes, 23 de marzo de 2015

EL ÉXITO





EL ÉXITO
Yo creo que el éxito no está en lo económico. Una persona no es de éxito porque le va bien en los negocios o le va bien profesionalmente o saca 20 en la colegio,etc. Creo que eso es lo que menos vale. Lo que vale es tener los pies en la tierra, la familia, los amigos; apreciar las cosas que tienen valor verdadero, no solo material, no físico necesariamente.
El éxito no tiene que ver con lo que mucha gente se imagina. No se debe a los títulos, grados y honores académicos que tienes. No se debe a las dimensiones de tu casa o de cuantos carros quepan en tu garaje. No se trata de si eres jefe o subordinado; o si eres miembro prominente de clubes sociales. No tiene que ver con el poder que ejerces o si eres un buen administrador o hablas bonito, o si las luces te siguen cuando lo haces. No es la tecnología que empleas. No se debe a la ropa que usas, ni a los grabados que mandas bordar en tu ropa, o si después de tu nombre pones las siglas deslumbrantes que definen tu estatus social. No se trata de si eres emprendedor, hablas varios idiomas, si eres atractivo, joven o viejo. El éxito se debe a cuánta gente le sonries, a cuánta gente amas y cuántos admiran tu sinceridad y la sencillez de tu espíritu. Se refiere a cuánta gente ayudas, a cuánta evitas dañar y si guardas o no rencor en tu corazón. Se trata de que en tus triunfos estén incluidos tus sueños; de si tus logros no hieren a tus semejantes. Es acerca de tu inclusión con otros, no de tu control sobre los demás. Es sobre si usaste tu cabeza tanto como tu corazón, si fuiste egoísta o generoso, si amaste a la naturaleza y a los niños y te preocupaste de los ancianos. Es acerca de tu bondad, tu deseo de servir, tu capacidad de escuchar y tu valor sobre la conducta. No es acerca de cuantos te siguen si no de cuantos realmente te aman. No es acerca de transmitir, si no cuantos te creen si eres feliz o finges estarlo. Se trata del equilibrio de la justicia que conducen al bien tener y al bien estar. SE TRATA DE TU CONCIENCIA TRANQUILA, TU DIGNIDAD INVICTA Y TU DESEO DE SER MÁS, NO DE TENER MÁS.

Juan 18.10-24




10.Simón Pedro tenía una espada, la sacó e hirió a Malco, siervo del sumo sacerdote, cortándole la oreja derecha.

11.Jesús dijo a Pedro: «Coloca la espada en su lugar. ¿Acaso no voy a beber la copa que el Padre me ha dado?»

12.Entonces los soldados, con el comandante y los guardias de los judíos, prendieron a Jesús, lo ataron

13.y lo llevaron primero a casa de Anás. Este Anás era suegro de Caifás, sumo sacerdote aquel año.

14.Caifás era el que había dicho a los judíos: «Es mejor que muera un solo hombre por el pueblo.»

15.Simón Pedro y otro discípulo seguían a Jesús. Como este otro discípulo era conocido del sumo sacerdote, pudo entrar con Jesús en el patio de la casa del sumo sacerdote,

16.mientras que Pedro se quedó fuera, junto a la puerta. Entonces salió el otro discípulo, el conocido del sumo sacerdote, y habló con la portera, que dejó entrar a Pedro.

17.La muchacha que atendía la puerta dijo a Pedro: «¿No eres tú también de los discípulos de ese hombre.» Pedro le respondió: «No lo soy».

18.Los sirvientes y los guardias tenían unas brasas encendidas y se calentaban, pues hacía frío. También Pedro estaba con ellos y se calentaba.

19.El sumo sacerdote interrogó a Jesús sobre sus discípulos y su enseñanza. Jesús le contestó:

20.«Yo he hablado abiertamente al mundo. He enseñado constantemente en los lugares donde los judíos se reúnen, tanto en las sinagogas como en el Templo, y no he enseñado nada en secreto.

21.¿Por qué me preguntas a mí? Interroga a los que escucharon lo que he dicho.»

22.Al oír esto, uno de los guardias que estaba allí le dio a Jesús una bofetada en la cara, diciendo: «¿Así contestas al sumo sacerdote?»

23.Jesús le dijo: «Si he respondido mal, demuestra dónde está el mal. Pero si he hablado correctamente, ¿por qué me golpeas?»

24.Al fin, Anás lo envió atado al sumo sacerdote Caifás.

sábado, 21 de marzo de 2015

SI QUIERES VIVIR UNA VIDA FELIZ, ÁTALA A UNA META, NO A UNA PERSONA O A UN OBJETO


LAS DOS RANAS. (Moraleja)



Las Dos Ranas

Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo. Todas las demás ranas se reunieron alrededor del hoyo.
Cuando vieron cuan hondo éste era, le dijeron a las dos ranas en el fondo que para efectos prácticos, se debían dar por muertas.
Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas.
Las otras seguían insistiendo que sus esfuerzos serían inútiles.
Finalmente, una de las ranas puso atención a lo que las demás decían y se rindió, se desplomó y murio. La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible.
Una vez mas, la multitud de ranas le gritaba y le hacían señas para que dejara de sufrir y que simplemente se dispusiera a morir, ya que no tenía caso seguir luchando.
Pero la rana saltó cada vez con mas fuerzas hasta que finalmente logro salir del hoyo.
Cuando salió, las otras ranas le dijeron: nos da gusto que hayas logrado salir, a pesar de lo que te gritábamos. La rana les explicó que era sorda, y que pensó que las demás la estaban animando a esforzarse más y salir del hoyo.
Moraleja
La palabra tiene poder de vida y muerte.
Una palabra de aliento compartida con alguien que se siente desanimado puede ayudar a levantarlo al finalizar el día.
Una palabra destructiva dicha a alguien que se encuentre desanimado
puede ser lo que acabe por destruirle. Tengamos cuidado con lo que decimos. Domingo de paz amigos, nos une la amistad y un mismo padre. Bendiciones

RICO ES QUIEN ES FELIZ CON LO QUE POSEE


Juan 18.1-9



San Juan, 18
1.Cuando terminó de hablar, Jesús pasó con sus discípulos al otro lado del torrente Cedrón. Había allí un huerto, y Jesús entró en él con sus discípulos.

2.Judas, el que lo entregaba, conocía también ese lugar, pues Jesús se había reunido allí muchas veces con sus discípulos.

3.Judas hizo de guía a los soldados romanos y a los guardias enviados por los jefes de los sacerdotes y los fariseos, que llegaron allí con linternas, antorchas y armas.

4.Jesús, que sabía todo lo que le iba a suceder, se adelantó y les dijo: «¿A quién buscan?»

5.Contestaron: «A Jesús el Nazoreo.» Jesús dijo: «Yo soy.» Y Judas, que lo entregaba, estaba allí con ellos.

6.Cuando Jesús les dijo: «Yo soy», retrocedieron y cayeron al suelo.

7.Les preguntó de nuevo: «¿A quién buscan?» Dijeron: «A Jesús el Nazoreo.»

8.Jesús les respondió: «Ya les he dicho que soy yo. Si me buscan a mí, dejen que éstos se vayan.»

9.Así se cumplía lo que Jesús había dicho: «No he perdido a ninguno de los que tú me diste.»

viernes, 20 de marzo de 2015

LA PRUEBA DEL PIJAMA AZUL. !Así es como una esposa descubre una infidelidad!






TERRIBLES, COMO AGUDIZARON EL SEXTO SENTIDO
EL PIJAMA AZUL

Un hombre llama a su esposa desde el trabajo y le dice.. 

''Querida, el Jefe me pide que lo acompañe a pescar a una hermosa ciudad con algunos clientes muy importantes.... Nos vamos una semana y ésta será una muy buena oportunidad para conseguir mi tan ansiada promoción. No te olvides de meter suficiente ropa para una semana, además de la caña de pescar y la bolsa con los anzuelos, que cuando salga de la oficina lo paso a buscar... ¡Ah... y no te olvides de incluir mi pijama de seda azul! 

La esposa piensa que esto suena un 'poquito' extraño... y que era de lo más llamativo que necesitara una pijama tan lujoso para una excursión de pesca, pero como buena esposa hizo lo que su marido le pidió. 

Una semana después regresa el marido.. un poco cansado...pero contento.
La esposa le da la bienvenida y le pregunta... ¿Pescaste mucho??

- ¡Ufff!... - contesta él - No dejamos una CORVINA ni para muestra, 
Pero... ¿Por qué no metiste mi pijama azul, como te pedí?

Y la mujer le responde...
- Sí, sí que lo hice... 
- No,- responde él- miré bien y no estaba. 
Ella le responde:
- Lo habrías visto si hubieras abierto la caja de los artículos de pesca... 

LA INTELIGENCIA ES ALGO QUE SE ADQUIERE POCO A POCO Y CON SACRIFICIO
MORALEJA: cuando un hombre va con la fruta la mujer ya viene con la mermelada!!!

jueves, 19 de marzo de 2015

REGLAS PARA LA VIDA. (Transcripción Juana Macedo)




REGLAS PARA LA VIDA
(Transcripción Juana Macedo. Libro: Lecciones de Vida)

1. Recibirás un cuerpo.

Podrá gustarte o lo aborrecerás; pero será tuyo durante todo el período que estés aquí.

2. Aprenderás lecciones.

Estás inscrito en una escuela informal de tiempo completo llamada vida. En esta escuela cada día tendrás la oportunidad de aprender lecciones. Estas podrán gustarte o pensarás que son intrascendentes y tontas.

3. No hay errores, solo lecciones.

El crecimiento es un proceso de ensayo y error, de experimentación. Los experimentos “fallidos” son una parte tan importante del proceso como el experimento que acaba de “funcionar”.

4. Una lección se repite hasta que se aprende.

Cada lección te será presentada en diversas formas hasta que la hayas aprendido. Una vez que lo hayas hecho, podrás pasar a la siguiente lección.

5. El aprendizaje de las lecciones no termina.

No hay parte de la vida que no contenga sus lecciones. Si estás vivo, hay lecciones que aprender.

6. El “allá” no es mejor que el “aquí”.

Cuando tu “allá” se haya convertido en tu “aquí”, simplemente habrás obtenido otro “allá” que otra vez se verá mejor que el “aquí”.

7. Los demás son tan solo espejos de ti.

No puedes amar u odiar algo referente a otra persona, a menos que refleje algo que amas u odias referente a ti mismo.

8. De ti depende lo que hagas con tu vida.

Tienes todas las herramientas y recursos que necesitas. De ti depende lo que hagas con ellos, la decisión es tuya.

9. Las respuestas se encuentran en tu interior.

Las respuestas a las preguntas de la vida se encuentran en tu interior, Todo lo que necesitas hacer es mirar, escuchar y confiar.

10. Tendrás la tendencia a olvidar todo esto, a menos que tengas las intenciones claras de utilizar todo para aprender, crecer y avanzar.

Juan 17.21-26


Juan 17.
21.Que todos sean uno como tú, Padre, estás en mí y yo en ti. Que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado.

22.Yo les he dado la Gloria que tú me diste, para que sean uno como nosotros somos uno:

23.yo en ellos y tú en mí. Así alcanzarán la perfección en la unidad, y el mundo conocerá que tú me has enviado y que yo los he amado a ellos como tú me amas a mí.

24.Padre, ya que me los has dado, quiero que estén conmigo donde yo estoy y que contemplen la Gloria que tú ya me das, porque me amabas antes que comenzara el mundo.

25.Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te conocía, y éstos a su vez han conocido que tú me has enviado.

26.Yo les he dado a conocer tu Nombre y se lo seguiré dando a conocer, para que el amor con que tú me amas esté en ellos y también yo esté en ellos.»

miércoles, 18 de marzo de 2015

LAS PIEDRAS EN TU VIDA. (Transcripción Juana Macedo)



LAS PIEDRAS EN TU VIDA
(Transcripción Juana Macedo Reflexiones)

Cierto día un motivador experto estaba dando una conferencia a un grupo de profesionales. Para dejar en claro un punto, utilizó un ejemplo que los concurrentes no olvidaron. De pie, frente al auditorio de gente muy exitosa, dijo:

“Quisiera hacerles un pequeño examen…”. De debajo de la mesa extrajo un jarrón de vidrio, de boca ancha, y lo puso encima, frente a él. Luego, sacó una docena de rocas del tamaño de un puño y empezó a colocarlas una por una en el jarrón. Cuando este estaba lleno hasta el tope y no podía poner más piedras, preguntó al auditorio:

“¿Esta lleno este jarrón?” Todos los asistentes respondieron: “Si”.

Entonces el motivador dijo: “¿Están seguros?”. Y sacó un balde con piedras pequeñas de construcción, echó un poco de ellas en el jarrón y lo movió, haciendo que estas piedras pequeñas se acomoden en el espacio vacío entre las grandes. Cuando hizo esto, cuestionó un vez más:

“¿Está lleno este jarrón?”. Esta vez el auditorio ya suponía lo que vendría y uno de los asistentes exclamó en voz alta: “Probablemente no”.

“Muy bien” –contestó el expositor. Extrajo de debajo de la mesa un balde lleno de arena y procedió a echarla en el jarrón. La arena se acomodó en el espacio entre las piedras grandes y las pequeñas.

Nuevamente, interrogó al grupo: “¿Está lleno este jarrón?”. Esta vez varias personas respondieron a coro: “No”. Y el expositor dijo “!Muy bien!”.

Luego sacó una jarra llena de agua y echó el líquido al jarrón hasta llenarlo. Cuando terminó, miró al auditorio y preguntó:

“¿Cuál creen que es la enseñanza de esta pequeña demostración?”.

Uno de los espectadores levantó la mano y respondió:

“La enseñanza es que no importa que tan lleno esté tu horario; si de verdad lo intentas, siempre podrás incluir más cosas”.

“No –replicó el expositor-, ¡esa no es la enseñanza!

La verdad es que esta demostración nos enseña lo siguiente:

Si no pones las piedras grandes primero, no podrás ponerlas en otro momento…!jamás!.

¿Cuáles son las piedras grandes en tu vida?

¿Un proyecto que deseas hacer funcionar?

¿Tu trabajo, tu educación o tus finanzas?

¿Alguna causa que desees apoyar?

¿Enseñar lo que sabes a otros?

¿Dar o recibir?

Recuerda poner estas piedras grandes primero porque, de hacerlo después, “será tarde! Pues no encontrarás un lugar para ellas.

Así que hoy en la noche, o mañana al despertar, cuando te acuerdes de esta pequeña anécdota, pregúntate a ti mismo cuáles son las piedras grandes en tu vida… Y corre a ponerlas primero en tu jarrón”.

Vive de instante en instante, porque eso es la vida...


martes, 17 de marzo de 2015

Lucas 4.8-12



Lucas 4.8.Jesús le replicó: «La Escritura dice: Adorarás al Señor tu Dios y a él sólo servirás. »

9.A continuación el diablo lo llevó a Jerusalén, y lo puso en la muralla más alta del Templo, diciéndole: «Si tú eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo,

10.pues dice la Escritura: Dios ordenará a sus ángeles que te protejan;

11.y también: Ellos te llevarán en sus manos, para que tu pie no tropiece en ninguna piedra.»

12.Jesús le replicó: «También dice la Escritura: No tentarás al Señor, tu Dios.»

lunes, 16 de marzo de 2015

Facundo Cabral en Quito Ecuador -6- (2004) Transcripción Juana Macedo



Facundo Cabral en Quito Ecuador -6-  (2004) Transcripción Juana Macedo

Diógenes cada vez que pasaba por el mercado se reía porque decía que le causaba mucha gracia, ver cuantas cosas había que él no necesitaba, es decir: “Que rico no es el que más tiene, sino el que menos necesita”.
Es decir: “mano ocupada mano perdida”
Es decir: “El conquistador por cuidar su conquista, se transforma en esclavo de lo que conquistó”.

Francisco el de Asís, el que le pedía al Padre “Señor has de mí un instrumento de tu paz, que donde haya tristeza yo lleve alegría, que donde haya oscuridad yo lleve luz, que donde haya odio yo lleve amor”.

Francisco el de Asís tenía una de las fórmulas para la felicidad: “Deseo poco y lo poco que deseo lo deseo poco” el deseo es el principio del conflicto, por desear lo que no tenes, no gozas lo que tenes.

Por dar un ejemplo pequeño, casi grosero, todos los muchachos del mundo viven excitándose con los videos de Thalía con la que nunca se van a acostar y no le prestan atención a Patricia que por algo Dios la puso en el barrio; que también vive excitándose con los videos de Luis Miguel con el que nunca se va a acostar, es decir que están todos calientes para nada y para nadie. (aplausos)

Dios quiera que el hombre pudiera volver a ser niño un día para comprender, que está equivocado si piensa encontrar con una chequera la felicidad.
Vuele bajo porque abajo está la verdad, eso es algo que los hombres no aprenden jamás.

Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos será el Reino de los Cielos, que si se me permite y de esto doy fe, dónde hay justicia pero sobre todo donde hay amor, que es la más alta justicia, el Reino de los Cielos incluye  a la tierra. Es decir que el paraíso puede ser aquí y ahora aunque los hombres No aprenden jamás (aplausos)

Esta canción siempre la canto al final porque después de esto yo no puedo cantar más nada, porque yo no tengo una canción más linda que esta.

En el escenario estaba cantando un día en Uruguay y estaba improvisando, siempre improvisaba e improviso y de pronto no sé porque recordé aquella orden que recibió Abraham: “Abandona tu tierra natal y la casa de tu padre y ve al país que yo te indicaré hare de ti una gran nación que bendeciré y por ti serán  se bendecirán todos los pueblos de la tierra”, yo me lo tomé a pecho como que me lo decía a mí Dios, por eso salí a caminar a lo bestia, hasta he cantado en el desierto de Badw con beduinos que era la única tribu que seguía hablando arameo, la lengua de Jesús. Que se yo las cosas más increíbles, hasta las Vegas, es increíble al lado estaba L.Ton Jhon, yo pensé que carajo hago yo acá.

La canción nos une, la belleza el amor nos une siempre y nació esta canción, la improvisé, la canté esa noche y al otro día, además me escuchaban 10 personas nada más, pero venían todos las noches, quiere decir que yo tenía 70 personas por semana, no era un éxito pero sobrevivía. Además en Punta del Este hay mucho dinero no hay pleito, yo traía la libertad, ellos tenían el dinero y los dos teníamos ganas, me la olvidé.

Y al otro día un señor muy importante ya está del otro lado, donde no hay apuro, Jacobo Timerban hermano del alma, al otro día viene con sus amigos, te acuerdas de esa canción que cantaste la otra noche, no hermano sabes que no me acuerdo porque la improvisé y la señora de Jacobo me dijo: Vení  a comer a la casa, fui a comer y fue emocionante, cuando estábamos tomando café la señora me regaló un casette, habían grabado la noche anterior y ahí estaba mi canción, ahí estaba, la escuché como si fuera de otro, y debe ser de otro porque me cayó tan así.

Me gusta el sol, Alicia y las palomas, el buen cigarro y la guitarra española, saltar paredes y abrir las ventanas y cuando llora una mujer (de alegría)
Me gusta el vino tanto como las flores y los conejos y los viejos pastores, el pan casero y la voz de Dolores y el mar mojándome los pies, (ahí vamos… canta la gente)

No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad ni porvenir, y ser feliz es mi color de identidad, (bello). No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad ni porvenir y ser feliz es mi color de identidad.

Me gusta estar tirado siempre en la arena, o en bicicleta perseguir a Manuela y todo el tiempo para ver las estrellas, con la María en el trigal.

(canta la gente) No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad ni porvenir y ser feliz es mi color de identidad. Laralala laralala “POR TU BELLO MUNDO GRACIAS SEÑOR”. Muchas gracias.


Juana Macedo Palomino

Juan 17.11.20



Juan 17.

11.Yo ya no estoy más en el mundo, pero ellos se quedan en el mundo, mientras yo vuelvo a ti. Padre Santo, guárdalos en ese Nombre tuyo que a mí me diste, para que sean uno como nosotros.

12.Cuando estaba con ellos, yo los cuidaba en tu Nombre, pues tú me los habías encomendado, y ninguno de ellos se perdió, excepto el que llevaba en sí la perdición, pues en esto había de cumplirse la Escritura.

13.Pero ahora que voy a ti, y estando todavía en el mundo, digo estas cosas para que tengan en ellos la plenitud de mi alegría.

14.Yo les he dado tu mensaje, y el mundo los ha odiado, porque no son del mundo como tampoco yo soy del mundo.

15.No te pido que los saques del mundo, sino que los defiendas del Maligno.

16.Ellos no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.

17.Conságralos mediante la verdad: tu palabra es verdad.

18.Así como tú me has enviado al mundo, así yo también los envío al mundo,

19.y por ellos ofrezco el sacrificio, para que también ellos sean consagrados en la verdad.

20.No ruego sólo por éstos, sino también por todos aquellos que creerán en mí por su palabra.