Google+ Badge

domingo, 29 de marzo de 2015

EL VALOR


EL VALOR

Al principio no hay diferencia entre la persona valiente y la cobarde. Las dos tienen miedo. La diferencia es, que la cobarde escucha sus miedos y se guía por ellos, mientras que la persona valiente los deja a un lado y sigue hacia delante. Los miedos están ahí y los conoce, pero la persona valiente avanza hacia lo desconocido a pesar de todos los miedos. Valentí­a no significa ausencia de miedo, sino avanzar hacia lo desconocido a pesar de todos los miedos. Viajar hacia lo desconocido es excitante. El corazón comienza a palpitar de nuevo; estás vivo, totalmente vivo. Cada fibra de tu ser está viva porque tú has aceptado el reto de lo desconocido. Aceptar el reto a lo desconocido requiere valentía. Los miedos están ahí­, pero si sigues adelante aceptando el reto una y otra vez, poco a poco estos miedos desaparecerán. La alegrí­a que te trae lo desconocido, el éxtasis que se produce ante lo desconocido, te hace suficientemente fuerte, te da una cierta integridad, hace tu inteligencia más aguda. Comienzas a sentir que la vida no es aburrida. La vida es una aventura. Poco a poco los miedos desaparecen y tú continúas buscando y explorando nuevas aventuras.
Valentía es arriesgar lo conocido a costa de lo desconocido,lo familiar por lo no familiar, la comodidad por la incomodidad del duro peregrinaje hacia un destino desconocido. Uno nunca sabe si sera capaz de llegar o no. Es un riesgo, pero solo los que se arriesgan saben qué es vivir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario