jueves, 29 de enero de 2015

El día que yo me muera no habrá que usar la balanza, para velar a un cantor con una milonga alcanza


No hay comentarios.:

Publicar un comentario