Google+ Badge

jueves, 7 de julio de 2016

FACUNDO CABRAL. "EN VIVO EN EL TEATRO DEGOLLADO" (MÉXICO) Álbum doble completo (1993) TRANSCRIPCIÓN JUANA MACEDO. Parte 3


FACUNDO CABRAL. "EN VIVO EN EL TEATRO DEGOLLADO" (MÉXICO)
Álbum doble completo (1993) 
TRANSCRIPCIÓN JUANA MACEDO. Parte 3

Nacemos para encontrarnos (la vida es el arte del encuentro), encontrarnos para confirmar que la humanidad es una familia y que habitamos un solo país llamado Tierra. Somos hijos del amor, por lo tanto no es difícil sospechar que nacemos para la felicidad (fuera de la felicidad son todos pretextos), además debemos ser felices también por nuestros hijos, porque no hay nada como recordar padres felices.

Hay tantas cosas para gozar del mundo y nuestro paso por la Tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. 

Un fin de año llegué a mi pueblo para pasar las fiestas con mi gente, mi hermano estaba muy apesadumbrado, casi llorando, tirado encima de una mesa, le pregunté a mi madre: ‘¿Qué le pasa? Me dijo: se le fue la mujer, es un buen dato, yo no pensé que esa muchacha era tan inteligente. Porque la mujer que pierde un hombre como este no sabe lo que gana. Entonces mi madre me preguntó duro, para que escuchara mi hermano, cuánta gente hay en el mundo? Le digo: En este momento no te puedo decir con exactitud, se calcula más o menos cinco mil doscientos millones de seres humanos. Y ella me dijo: “Y hay algunos que lloran por uno solo”.

Imagínense como tener 5,200.000.000 de pesos y sufrir porque perdiste uno.

"Algunos dicen si, algunos dicen no, que digan lo que digan que de mi vida me ocupo yo, qué digan lo que digan que de mi vida me ocupo yo.

Te dejo la razón, me llevo la ilusión, nada vuela tan alto como los sueños del corazón, nada vuela tan alto como los sueños del corazón.

No importa del ayer, no importa que vendrá, la vida es el presente y eternamente lo he de gozar, la vida es el presente y eternamente lo he de gozar.

Paloma donde el sol comienza a florecer, en tu silencio blanco se crece el canto que yo soñé, en tu silencio blanco se crece el canto que yo soñé.

Algunos dicen si, algunos dicen no, que digan lo que digan que de mi vida me ocupo yo, qué digan lo que digan que de mi vida me ocupo yo".

¡Si Señor!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario