Google+ Badge

lunes, 11 de julio de 2016

Última presentación de FACUNDO CABRAL en Quezaltenango. Guatemala (Parte 3) Transcripción Juana Macedo.


Última presentación de FACUNDO CABRAL en Quezaltenango. Guatemala (Parte 3)
Transcripción Juana Macedo.

Cuando los enamorados entran al bosque, las mariposas no se alteran porque saben que los enamorados no cazan mariposas

Por eso no me importa tu fusil ni el cañón del enemigo, los males no significan ni un bien en ningún sentido. 

No sé leer ni se escribir, pero atención yo sé de mí, yo sé de mí, y también yo sé que más pedir.

Yo no vendo, yo no compro, yo no cambio, yo no presto, yo no escondo y por eso soy feliz.

El hombre no sabe nada solo el tiempo es testigo, el hombre solo camina, el tiempo es el camino. Nunca pensé a donde voy, pero atención sé dónde estoy, se dónde estoy, conozco el sol y una canción, yo no vendo, yo no compro, yo no cambio, yo no presto, yo no escondo y por eso soy feliz.

Para mí ya no hay rebaño por lo tanto no hay pastor, no se sumar no se restar pero atención conozco el mar, y a una mujer conozco para que más.

Yo no vendo, yo no compro, yo no cambio, yo no presto, yo no escondo y por eso soy feliz.

Esta fue la primera… espero acordarme

…los años son increíbles, canté millones de veces esta canción y hay veces me olvido la letra en la mitad, voy a tener que reconocer que ya estoy viejo…, fue la primera esta, la quiero tanto…

Fue esa noche, la noche que supe que era príncipe, sentí por primera vez que estaba en medio de la vida y dije: caramba estoy naciendo, por fin y me escribí, sin sospechar que este iba a ser mí oficio. Me escribí mi canción de cuna porque esta fue y es mi canción de cuna.

Y me pasan cosas maravillosas con esta canción, es increíble vas a Estambul y te la cantan en turco, vas a Francia y la cantan en francés y todo el tiempo me encuentro con gente que me dice yo crie a mi niño con su canción de cuna, es de 1954,

La primera vez que sentí que esta canción era muy fuerte, porque las canciones no son de uno, pasan por uno no sabes cómo es eso, estás sentado y se sienta al lado la canción. Yo escribo todos los días pero siempre escribo pensando en la literatura, escribo libros fundamentalmente, nunca me senté a escribir una canción, siempre viene sola, la mayoría las improviso encima de un escenario y después uno la va recordando y corrigiendo. Esta canción fue igual.

Es la primera vez que supe, iba en un vuelo de la ciudad de México a Guadalajara que es un vuelo corto, 45 a 50 minutos y subió una señora con un niño como de 2 años, y al niño le caí simpático y vino todo el viaje jugando conmigo, cuando llegamos al aeropuerto de Guadalajara, la señora me dijo señor Cabral ese niño que venía jugando con usted es mi hijo, ah mucho gusto… Sabe cómo se llama?, -no señora- Facundo. Y carajo yo me preocupé primero porque uno anduvo por tantos lados, claro y no sabes, aunque uno ha sido cuidadoso pero nunca sabes cómo es esto, pero además yo me acordaría de su cara, uno nunca se olvida la cara de una mujer que amaste, porque en ese momento aunque sea puro sexo, en ese momento la amas y ella te ama, carajo es tan fuerte el sexo pero te ama de verdad, después viene otra historia, pero en ese momento…

Si yo no conocía a esa mujer entonces me tranquilice, y le dije a ella: ¿a qué debo el honor señora de que usted le puso a su hijo mi nombre?, fue la primera vez que me pasó. Me dijo porque yo iba a abortar, pero apareció usted la noche anterior al aborto, apareció usted en un programa con Verónica Castro y le escuché hablar del mundo, del privilegio de estar en este mundo y me dije como le voy a hacer perder esta fiesta a mi hijo y decidí que naciera y por eso le puse su nombre. Y pensé: ¡caramba ahora sé por qué canto!

Cantas para devolver parte de la vida que te dieron, cantas para despertar el fervor por la vida, cantas para contagiar la felicidad de estar vivo, la circunstancia que fuere. Hasta en prisión estás vivo y si estás vivo siempre es la gran posibilidad, si estás vivo están todas las posibilidades siempre. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario