Google+ Badge

viernes, 25 de septiembre de 2015

Salmos 121



Salmos, 121

1.Dirijo la mirada hacia los montes: ¿de dónde me llegará ayuda?

2.Mi socorro me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra.

3.No deja que tu pie dé un paso en falso, no duerme tu guardián;

4.jamás lo rinde el sueño o cabecea el guardián de Israel.

5.El Señor es tu guardián y tu sombra, el Señor está a tu diestra.

6.Durante el día el sol no te maltratará, ni la luna de noche.

7.Te preserva el Señor de todo mal, él guarda tu alma.

8.El te guarda al salir y al regresar, ahora y para siempre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario