viernes, 6 de noviembre de 2015

UN PEDIDO MUY ESPECIAL. REFLEXIÓN.


"Un Pedido Muy Especial"

 Un niño cansado de decirles a sus padres y hermanos mayores, que quería que le prestaran un poco de atención, al ver que no le hacían caso, cuando fuera a dormir, decidió al rezar pedirle algo especial a Dios…
Cuando sus padres lo mandaron a dormir, se arrodilló frente a la cama y comenzó a orar:...
_"Señor, esta noche te pido algo muy especial para mí,… quiero que me conviertas en un televisor y quites el que está en la sala de la casa y me pongas a mi… Papá Dios, quisiera vivir como vive la tele de mi casa en un sitio especial y que se reúnan todos los miembros de la familia a mi alrededor… Quiero ser tomado en se-rio cuando hablo, como lo toman en serio a él... Quiero ser como ese televisor que está en la sala, al que mis padres y mis hermanos le prestan tanta atención y escuchan sin interrumpirlo, ni cuestionarlo… Quisiera también sentir, como él,… ese cuidado especial que recibe, cuando algo no funciona bien en su meca-nismo… y además, tener la compañía de mi papá cuando llega a casa, aunque esté cansado del trabajo,… porque Dios mío,… a mí siempre él me dice que está cansado… También quiero que mi mamá, me busque cuando esté sola y aburrida, como mismo hace en la tele buscando las novelas, en lugar de ignorarme como lo hace muchas veces... y que mis hermanos se peleen por estar conmigo”… ¡Dios, permíteme divertirlos a todos y vivir la bonita experiencia que ha de ser que lo dejen todo por pasar unos
momentos a mi lado"… "Señor, no te pido mucho,… sólo te pido vivir con la atención que vive cualquier televisor de una casa"…

Moraleja:
¡Préstale Más Atención A Tus Hijos, En Vez De A La Tecnología, El Te Necesita Mucho Más!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario