viernes, 24 de octubre de 2014

Facundo Cabral entrevista de Jaime Bayly -7- (Transcripción Juana Macedo)


Facundo Cabral entrevista de Jaime Bayly -7- (Transcripción Juana Macedo)


¿Regresamos con Facundo Cabral y él me contaba que Alberto Cortez hizo de su canción un éxito comercial y hay otros que te han cantado como Julio Iglesias verdad?

Si como no, esto lo grabaron en varios idiomas. Mi abuela amaba a Julio Iglesias y cuando lo veía en televisión decía: deberías hacer un dúo con este señor, nunca se acordaba del nombre, sería un dúo extraordinario, imagínate él las excita y vos las haces pensar (risas jaaja que maravilloso)

-Justamente ahora que mencionabas a Julio, ¿lo has conocido personalmente o no? Porque él es otro aventurero como tú que se viaja por todo el mundo.

Si me gusta, yo le escuché una cosa notable el año pasado o hace dos años en la televisión española, notable lo que dijo, me conmovió, me pare a aplaudir solo en el hotel en el cuarto en la cama.

-dice: Te has apoyado en alguien para subir. “No, por lo menos conscientemente, si alguien se ha quedado atrás yo no tengo la culpa, pasó el tren, cuando pasa el tren yo me subo, si alguien se queda abajo”

Tiene razón, nadie llega a donde no caminó dicen los chinos. Julio está donde tiene que estar -porque caminó mucho- ¡mi Dios!, pero además, el trabajo de Julio es extraordinario, yo lo escucho en Ucrania, en Hiroshima, es una cosa… se supone según la C10 hace unos años, se creía que cada 30 segundos se escuchaba una canción de Julio en algún lugar del planeta.

-Se escuchan más canciones de Julio que niños nacen en el planeta.

Es una cosa extraordinaria lo que hizo.

-Pero déjame hacerte esta pregunta, ahora que hablamos de Julio recuerdo esta frase tuya que también me impactó mucho. “Porque Julio es un poco el número 1, el mejor” y tú has escrito y me gustó eso, “el mejor nunca gana, porque el mejor no compite”.

Yo te lo agradezco pero no es mía la frase, pero no importa de quién sea, si te llegó por mí está bien.

-Yo creo que es muy inteligente, sin embargo me resisto porque soy muy competitivo, dime por favor ¿por qué competir es un error?

Mira te voy a dar la prueba, perdón yo le pedí a la señora muy amable que trabaja en tu producción, yo sé que hay mucha gente, siempre llama mucha gente y tiene muchos asuntos muy importantes de que hablar, uno ha vivido tantas cosas que te piden, usted que haría en tal lugar, o que hizo cuando le pasó tal cosa, yo dejé un teléfono, que va a tener la gentileza la gente de la cadena de ponerlo en la pantalla. 

Es maravilloso, hay gente que te dice: “yo me suicidaba anoche pero me olvidé de apagar el televisor”, es maravilloso en lo que trabajo, si porque le di esa inyección de vida.

-De algo sirvió la tele entonces- ¡cómo no!

Esta frase extraordinaria me la dijo un viejo en la India.

Me dice para qué compiten en el Occidente, me pregunta el viejo. 

Eran los días de Indira Gandhi yo fui muy amigo de Indira, este, para qué compiten en el Occidente?

¡Caramba preguntista, nunca me lo pregunté! Pero se supone que es para ver quién es el mejor, quién es el mejor automóvil, el mejor cantante, el mejor este, el mejor aquello…

-Claro digamos que por la excelencia, para no decir que por el dinero.

Si claro, eso es muy generoso. Yo soy este le digo, usted es este, está claro? Sí, reitero yo soy este, usted es este, pactamos correr hasta acá, usted llega primero que yo, usted ganó usted es el mejor. 

–No puede ser me dice

Reitero yo soy este, usted es este vamos a correr a ver quién llega primero al vaso, usted llega primero que yo, usted ganó usted es el mejor. 
Me dijo: No estoy de acuerdo.

Como el mejor es el que gana, no va a ganar el peor. 

-No, me dijo: "él mejor nunca gana porque el mejor nunca compite". Yo compito con Tony Bennett, Tony Bennett no compite conmigo, yo compito con Frank Sinatra, Frank Sinatra no compite conmigo, Yo compito con Borges, Borges no competía conmigo porque era mejor. Yo compito con Rubinstein, pero Rubinstein era mi amigo, no competía conmigo. Yo no puedo subir al maestro, el maestro tiene que bajar a mí. El maestro dice el Budismo, baja el maestro cuando el discípulo está preparado para recibirlo.

El mejor no compite, yo tengo que hacer de mí una persona plena, lo mejor que pueda de este ser humano, que yo me levanto en la mañana y digo no tienes idea el día que vas a pasar. No te vas a creer porque sos el mejor ni mucho menos, porque sos parte del único que es. 

Entonces te voy a llevar al Quinta Real, te voy a llevar al Programa de Jaime que me gusta venir, yo no hago nada que no me guste, mañana voy a desayunar a las 7 de la mañana con un amigo que adoro, aquí en Miami. Este pasado mañana voy a desayunar con mi ahijado que cumplió 5 años. 

Ahora voy a la noche me pongo frente a un espejo y le digo: “te dije o no te dije que ibas a pasar un gran día”, es decir yo estoy de novio conmigo, mejor es estar de acuerdo con uno, el ser honesto con uno, no te quiero más, o al demonio o perdóname. (Continúa…8)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario