jueves, 18 de septiembre de 2014

SU HISTORIA (Parte I) FACUNDO CABRAL


Última presentación de FACUNDO CABRAL en Quezaltenango. Guatemala 
(Transcripción Juana macedo)

…!aplausos!... Muchas gracias, me da mucho gusto estar con ustedes, son muchos años de amistad, siempre me abrieron las puertas y le dieron abrigo a mis canciones y fueron mis compinches, mis socios, en esta aventura extraordinaria que es la vida. 

El teatro es un templo, porque el arte es la más bella religión y además generoso porque ni siquiera te impone mandamientos. Se supone que uno sabe lo que tiene que hacer.

Son 51 años de caminar este planeta maravilloso, el primero de Enero de 1960, subí por primera vez y casi por accidente a un escenario en Argentina, no sospeché que iban a ser 51 años maravillosos. La canción que me iba a permitir caminar el mundo, porque Dios no me privó de nada, ni de la miseria que nos hace más humildes, lo que no es poco para un Argentino. Ni de la soledad por la que nos conocemos

Había escuchado un poco antes de cantar una cosa extraordinaria, tan fuerte para mí, que sentí por primera vez a los 17 años de que estaba vivo y que había nacido, porque no se nace solamente cuando uno sale del vientre de la madre porque yo conozco gente que va de la cuna a la tumba sin haberse dado cuenta. Estás realmente nacido cuando sentís que estás presente en este mundo y yo lo sentí un día de febrero de 1954. Habían sido 17 años durísimos y realmente hasta que empecé a leer, no tenía ningunas ganas de vivir…

Mi padre abandonó a mi madre con 7 hijos y caminamos cruzando el desierto de la Patagonia que son un poco más de 3000 kilómetros en 9 años y en esos 9 años fui perdiendo a mis hermanos, es decir conocí a la muerte antes que a la vida. Iban desapareciendo mis hermanos por el hambre y por el frío porque no había por ahí, ni siquiera gente para ayudarte.

A los 9 años logré llegar al auto de Perón y de Eva Perón que recién subían al gobierno y nos dieron una escuela para vivir y un sueldo para cuidar y limpiar esa escuela y yo me fui a vivir solo ya a los 9 años para ayudar a mi madre, andaba por los campos y de vez en cuando volvía a la escuela y traía el dinero para ayudarla, lo traía a las buenas o a las malas, pero lo traía. 

Y a los 14 años viviendo en el campo con gente mayor, no hay nada que hacer, por supuesto no existía la televisión, no había ni radio, para hacer el amor había que casarse y era demasiado caro el precio, te imaginas, perder la libertad para tener un coito mejor sigo virgen. 

Y con los campesinos sin darme cuenta a la noche se pone a azar la carne, nos sentamos alrededor, siempre había una guitarra, escuchábamos primero a los viejos que contaban sus anécdotas, los viejos que eran los sabios los que tenían más experiencia, siempre tuvimos como en el américa precolombina y como en el oriente un respeto muy grande, el principal respeto a los mayores.

Y después daba vuelta la guitarra y cada uno cantaba su milonga, ponía su copla, pero sin pensar que uno cantaba bien o mal o que una iba a ser artista.

Pero lo que daba vuelta también como la guitarra era la ginebra y a mí me había entusiasmado bastante la idea esta de la ginebra, porque cuando estaba borracho era como que no estaba vivo y realmente yo no quería vivir, estaba inmensamente dolido, ni hablaba. Iba a ser una gran desdicha si no me hubiera cruzado con la gente que me crucé.

Y a los 14 años robé 3 botellas, dos de ginebra y una de wisky y la robé mal porque salí corriendo del bar y la comisaría estaba en frente. Y me metieron en lo que los mexicanos llaman el bote, por suerte en la cárcel apareció mi primer regalo, porque en la cárcel había un jesuita que fue el señor que me enseñó a leer y empezaron los grandes regalos de la vida, los libros, esa gente inmensa que había pensado cosas extraordinarias desde el “popol vuh de los mayas” hasta el “Eclesiastés de Salomón”. Pero no me permitía jamás meterme en un libro estrictamente religioso, es decir que yo tuve con este señor, ahí adentro 3 años, una formación intelectual muy sofisticada, leíamos a los presocráticos, la poesía de Chan su, leíamos a Confucio, llegamos hasta los filósofos existencialistas, Kirkigan, pero nunca una cosa, que mal llamamos religiosa, porque religión es armonizar diferencias, no separarse en una secta, de ninguna manera y estar siempre lejos del poder que es lo que pudre al ser humano. Eso es el verdadero religioso, el hombre que busca la verdad para compartirla sin fronteras, solamente escuchando su conciencia que es la sucursal de Dios en cada uno, ella sabe lo que está bien y lo que está mal. 

A los tres años de estar ahí, en una noche buena del 54, tenía 17 años, el jesuita me dijo: ya tenés algo en la cabeza para defenderte, mi regalo de la noche buena es ayudarte a escapar, por eso siempre asocié la noche buena a la libertad. 

Cuando yo salí de mi pueblo a los 9 años, mi madre que era un ser excepcional, dignísima, autosuficiente, responsable de su vida, mi madre me acompañó hasta el tren y me dijo: este es el segundo y el último regalo que puedo hacer, el primero fue darte la vida y el segundo la libertad para vivirla. 

Y no la defraudé, perdí muchas cosas, pero nunca perdí a la amada, a la inmensa, a la inevitable libertad, por eso, unos años después cuando el jesuita me ayuda a escapar en noche buena, sentí la libertad casi de cuerpo entero.

Pero todavía faltaba un dato, hasta ahí había sido una buena información intelectual, faltaba la otra mitad, que sin esa otra mitad, lo intelectual es nada más que un chisme, faltaba lo espiritual. 

Dos meses después, ahí vagabundeando por los campos, heredé de un viejo campesino, al sur de la provincia de Buenos Aires, una guitarra y andaba cantando por ahí, pero sin pensar que era un profesional ni mucho menos, ni que iba a vivir de esto. 

Y pasó una cosa extraordinaria, el 24 de Febrero de 1954, porque digo esto porque se supone que yo nací el 22 de Mayo de 1937, pero realmente nací el 24 de Febrero de 1954, era un vagabundo como siempre lo fui y lo sigo siendo, lo que pasa que ahora soy un vagabundo first class, te dan un teatro para cantar, te llevan a un hotel cómodo, eso son casi como una beca, un mimo maravilloso, pero siempre fui un vagabundo. Y me encontré con un vagabundo mayor, que es ese momento tendría la edad que tengo yo ahora. Para mí era realmente un anciano y en medio de tanta gente dije: carajo por fin un colega.., cuando lo vi al viejecito y me acerqué a saludarlo …!hola! y me dijo: ¡hola príncipe!, … ¿yo príncipe?, claro ¿cómo le llamas al hijo de rey? … príncipe, ¿y cómo le llamas a la hija del rey? Princesa, lo que pasa que a gente está tan ocupada en cosas chiquitas que no se puso a pensar. Y yo en mi sorpresa porque me lo dijo con tanta autoridad, no como una lisonja … ¡príncipe!, en mi conmoción le dije: debe haber un error porque mi padre es Cabral,… no ese debe ser el esposo de tu madre, no, tu padre es Dios y le creí. 

Y esta noche, no sé cuántas veces más subiré a un escenario, lo más posible que no, esta noche me da mucha alegría decirles, yo lo comprobé, uno solo es el padre. 

Le pregunte a aquel vagabundo y usted cómo sabe esto? porque hace muchos años pasó por aquí nuestro hermano mayor Jesús y trajo la gran noticia, uno solo es el Padre y si uno solo es el Padre la humanidad es una sola familia, y si la humanidad es una sola familia, habitamos un solo país llamado tierra. 

Y tenía razón desde aquel primero de Enero de 1960 que comencé a cantar, a cantar para contar esta noticia no me detuve jamás, excepto ahora, que mi cuerpo ya no lo quiere más. Es más jamás viví en una casa, siempre en hoteles para tener la libertad entera de caminar casi el planeta completo en 51 años y me da mucho gusto llegar al final de esta carrera maravillosa diciéndoles: “es cierto, la humanidad es una sola familia, porque solo encontré hermanos en los 5 continentes, siempre supe que habitamos un palacio de cinco continentes de extensión”. 


4 comentarios:

  1. A Lucy Angelica Barrueto Moreno, Beto Solis y 30 personas más les gusta esto.
    Compartida 18 veces

    Juanita Amaya Gonzalez Cuanto sufrimiento dolor y pobreza ke para el gran maestro lo supo transformar en rikeza fortaleza amor y sabiduria
    16 de septiembre a la(s) 2:44 · Ya no me gusta · 2

    Juana Macedo Tienes razón, esta historia contada por el propio Facundo Cabral tiene otra connotación que la que se dice en un resumen en Wikipedia, Cabral trae mensaje de paz y armonía
    16 de septiembre a la(s) 2:50 · Me gusta · 1

    Juanita Amaya Gonzalez Asi es y pudieramos pensar ke el destino fue injusto con el x ke siempre se dedico a proclamar paz amor y murio injustamente pero el aceptava todo de la vida
    16 de septiembre a la(s) 2:56 · Me gusta

    Maria Pulgar Nuñez esas son las personas q quedan en elrecuerdo d todos.las q se atreven.las q comprenden q sus sueños son mas grandes q sus miedos.
    16 de septiembre a la(s) 7:56 · Me gusta

    Edilma Ruiz Becerra Demasiado dignisimo , mi vagabundo favorito cinco estrellas !
    16 de septiembre a la(s) 8:22 · Me gusta

    Beto Solis Me encantan tus mensajes, grasisd bendisiones..
    16 de septiembre a la(s) 8:30 · Ya no me gusta · 1

    Mary Valtierra gracias JUANA MACEDO DE VUELTA SIN DESAYUNAR NI EMPIEZO ATRABAJAR Y YA T E ESTOY LEYENDO
    16 de septiembre a la(s) 10:20 · Ya no me gusta · 2

    Thelma Sonia Arce Ponce Igualmente, me encantan tus publicaciones sobre Facundo....
    16 de septiembre a la(s) 10:31 · Ya no me gusta · 2

    Elizabeth Martinez Hernandez Umaña Gracias, Juana por compartir....hermoso mensaje !!
    16 de septiembre a la(s) 10:34 · Ya no me gusta · 1

    Luis Quijano El profeta siempre vivo!
    16 de septiembre a la(s) 14:09 · Ya no me gusta · 1

    Juana Macedo No es una copia, es una transcripción que hice del último concierto de Facundo Cabral en Quezaltenango. Guatemala para todos los lectores de este hermoso grupo, gracias amigos por sus comentarios
    Ayer a las 9:19 · Me gusta · 1

    Edilma Ruiz Becerra Juana Macedo , No sabeis cuanto aprecio este regalo !
    21 h · Me gusta

    ResponderEliminar

  2. A ti, Nilo Davian y 20 personas más les gusta esto.

    Aurora Lopez Huesca Fuiste, eres y seguirás siendo único Facundo!!!!
    Ayer a las 10:02 · Ya no me gusta · 1

    Victor Rivadeneira Ojala y los ..diske genios modernos te hubieran cloonado al menos keridisimo maestro..............
    Ayer a las 10:23 · Ya no me gusta · 2

    Floralia Alvarado Un ser humano extraordinario!
    Ayer a las 16:11 · Ya no me gusta · 1

    Juana Vilchis Lopez SENCILLAMENTE GRACIAS POR HABER EXISTIDO MAESTRO Y SEGUIR AUN ENTRE NOSOTROS
    19 h · Ya no me gusta · 1

    Vicenta Flores Bravo Gracias Juanita por compartir, ésta gran filosofía y sabiduría de nuestro hermano Facundo Cabral !
    17 h · Ya no me gusta · 2

    Victor Rivadeneira Cabral presente no muere en el tiempo vive en el presente de los recuerdos y las enseñansas...........
    5 h · Ya no me gusta ·

    ResponderEliminar
  3. Buen testimonio de una vida vivida ¿ Cuantas mas hay ? pues creo que hemos avanzado .... poco o nada como lo querais hay tantos abadonos que si confiamos en Dios él jamas nos dejará Amén

    ResponderEliminar