Google+ Badge

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Su mejor Testimonio Primera parte. (Transcripción Juana Macedo)


FACUNDO CABRAL Su mejor Testimonio - 1 

(Transcripción Juana Macedo)


Es bueno estar con ustedes, el sentido de la vida creo que es encontrarse, nacimos para encontrarnos. Como el artista se encontró con el más bello, como María se encontró con José, cuando nos encontramos, la vida es mucho más grata. Se lo dice alguien que ha vivido casi toda su vida en soledad, pero ahora es otra soledad, es una soledad elegida, no es la soledad la fuerza del principio.

Tengo derecho a decir que la humanidad es una sola familia y la tierra es un solo país porque llevo caminando 164 países en 35 años. Como me junto hoy con ustedes, me junto con hermanos vietnamitas que trabajan en los arrozales con el agua hasta la cintura, en Biafra, en Camboya, desayuno con la Madre Teresa con Iacocca que es uno de los hombres más ricos de EE.UU, desayuno de vez en cuando con algunos amigos en Cambandú, donde he visto cosas impresionantes, que nosotros podemos solucionar en diez minutos. 

Por ejemplo he visto, los sábados al medio día se juntan las madres de los hijos recién nacidos para darse valor y los maridos alrededor hacen ruido para que no se escuchen el grito de los niños porque se juntan para romper sus piernas y sus brazos, algunas madres calientan un alambre rojo para quemar los ojos de sus hijos, para que queden ciegos, así pueden pedir limosna, porque es la única manera de sobrevivir, en una sociedad que se preocupa por la última novia de Julio Iglesias o la última novia de Michael Jacsón, donde se jerarquiza más al dinero que a la bondad, donde es más noticia Madona que la maravillosa Madre Teresa que es la presencia de Jesús en estos días, es un lujo que nos damos los humanos.

He desayunado en Kuwait dónde alguna vez vi que un señor en un desayuno le regaló a la hija una Ferrari de 250 mil dólares porque cumplía 18 años y ella se enojó, porque ya sabía que yo odio este color. He desayunado con gente que alguna vez me juntaron 37 mujeres porque yo cumplía 37 años y pensaron que ahí estaba mi felicidad. 

Por eso tengo derecho a decir que no hay guatemaltecos, ni mexicanos, ni hay argentinos, es solamente el miedo nos divide, somos terráqueos gracias a Dios. La más grande noticia la trajo Él, como siempre, uno solo es el padre, yo no sabía esto, mi padre tampoco lo sabía, mi padre humano no, tampoco lo sabía, para hablar mejor con mucha más propiedad, el marido de mi madre tampoco sabía esto. 

Un día se olvidó que tenía 6 hijos y se fue y la dejó sola a mi madre, yo era el séptimo. Les voy a contar esta historia porque es casi como una fábula, como es la vida de cualquiera, y esto lo cuento con mucha alegría, yo estoy seguro que son todos seres humanos de fe, pero a lo mejor alguien está dudando, y sería una falta de respeto a Dios dudar. Yo les quiero mostrar desde dónde se puede salir, hasta ser un hombre libre que eso es lo que soy, no hay Presidente que cambie mi vida, no hay hembra que cambie mi vida, no hay Ministro que cambie mí vida, no existe nadie, debajo he visto todo igual, por eso soy dueño de mi vida, por eso difícilmente me vean en los medios públicos, excepto en países como el de ustedes, si podemos hablar de país, en este rincón del mundo donde la gente es muy generosa conmigo, incluso los medios, muy generosos. Que no pasa esto en mi país, para el poder he sido siempre como un enemigo en mi país, no crean nunca que nadie se hará cargo de tu vida, te tenés que hacerte cargo vos de tu vida, porque una vez y yo lo conté en el teatro y lo quiero contar.

Mi madre, analfabeta, sacó 75 mil niños de la calle padre, antes de morir, nuestros niños ganan 3100 dólares por mes y tienen 4000 hectáreas, hacen estas botas y 71 productos más, mi madre, mejor dicho el padre a través de mi madre y un presidente argentino, anterior a Menen, se la presenté en una reunión a mi madre y él le dijo: Sara conozco su obra, que gusto de conocerla, …mi madre es una mujer excepcional, ya les contaré, yo soy un tipo con suerte, y el presidente le dijo a mi madre: Sara en que le puedo ayudar y mi madre le dijo: “con que no me joda es suficiente”… ¡Aplausos!

“Usted me puede dar un alma como me dio el Señor, me puede dar un espíritu con el que vuelo cada noche y en cada oración, usted me puede dar una voluntad que me pone de pie todos los días, imposible, nada me puede dar, simplemente un lugar en la sociedad, y la sociedad tal cual la vivimos es un juego macabro, es una sociedad injusta que privilegia al mediocre, a la telenovela, que me da solamente las peores noticias, nunca me dicen: bella primavera nacís, jamás, siempre trabajan en colaboración con el mismísimo diablo, me dicen siempre lo peor, para que creas que el mundo es una basura y es una infamia.

Mi madre decía: “El día del juicio final, Dios no va a juzgar uno por uno porque sería ardua tarea y tiene que ver un universo, está muy ocupado, va a juzgar el promedio de la humanidad y si juzga al promedio estamos salvados porque la mayoría es buena gente” y eso yo lo sé.

Cuando yo estaba por nacer, mi padre se fue un día antes de que yo naciera porque conoció a otra mujer y yo nací en la calle, mis padres alquilaban una casa y nunca le dijo a mi madre que hacia 3 o 4 meses que no pagaba los alquileres y entonces el dueño se enojó y la echó. Me dijeron que había niños acá huérfanos, no creo, no les crean nunca cuando les digan que son huérfanos por favor, porque todos tenemos un Padre y es eterno, no, por eso decía: Te puede faltar el marido de tu madre, jamás tu Padre, tu padre está siempre. 

Mi padre se fue y yo nací en no sé cómo se llama acá esto? en la vereda, la banqueta… y mi madre se enojó con la sociedad y empezó a caminar hacia el Sur. Hace 57 años una mujer sola y una prostituta eran lo mismo, en algunas cosas el hombre avanza, evoluciona, hoy una mujer sola es una mujer sola, que se separó, no funcionó, a lo mejor tendrá otra chance. 

Yo sigo pensando que tenemos una mujer prevista por Dios, una. Yo la tuve por eso vivo solo, yo soy viudo, tuve mi mujer y sigue viviendo en mi corazón, solo una mujer tiene un hombre, algunos les cuesta encontrarla y van de mujer en mujer hasta que llegan a la de él, que se yo, pero yo pienso que es una tarea inútil. 

Si Dios la tiene prevista te va a llegar sola, sino, no la puedes ir a buscar a la discoteca a través de la cerveza, porque es una hermana, yo le debo tremendo respeto y el amor trae la vida, no es una distracción más, no es tan inevitable, nadie se muere si no tiene un coito cada sábado a la noche.

Mi madre caminó 3500 kilómetros en 7 años, por eso yo solía decir que mi madre fue nuestro pequeño Moisés, con 7 hijos, cruzando un territorio muy difícil, un desierto, no crean que es esto ah, fruta, verde, acá Dios fue muy generoso, este flores por todos lados, mayas extraordinarios, no en el desierto de la Patagonia no hay casi nadie, llegaron algunos aventureros a buscar fortuna y esa gente es peligrosa.

Mi madre para la gente era algo así como una prostituta, porque nadie conocía al padre de esos 7 hijos y fuimos viviendo milagrosamente, digo viviendo porque es una forma de decir, no tan viviendo porque murieron 4 hermanos de hambre y de frío. Y comíamos de la basura, yo robaba también era el más hábil a pesar de ser el más pequeño, era del que menos se cuidaba la gente y así vivíamos… 

Ahora se me viene una imagen de mi madre extraordinaria, la veo ponerse de rodillas para agradecerle a Dios la basura que íbamos a comer… se arrodillaba ella, increíble, fíjate lo que era. Muchos años después en un lugar grande como este, con el príncipe Rainiero, en el Palacio en Mónaco, mi madre se arrodilló para agradecer lo alimentos y el Príncipe por primera vez se puso de rodillas en el suelo, quinientos dueños del mundo casi toda la aristocracia europea de rodillas porque esa mujer se ponía de rodillas antes de comer, nunca había pasado en el Palacio, por esa mujer, terminó siendo venerada, amada, esa mujer que decían que era una loca, que venía del lado de Buenos Aires

Quedamos tres, vivimos milagrosamente tres, yo el menor, dos más y mi madre, pero ya llegó un punto en que mi madre no podía ya caminar, estaba muy mal y se moría mi madre, se morían mis hermanos. Y escuché una cosa, escuché a un turco, cuando ya habíamos llegado a la tierra del fuego, estoy hablando de una zona que ahora en el mes de Junio, julio, agosto, a veces llega a 40º grados bajo cero la temperatura, un buen verano son 4 o 5 grados sobre cero, poca gente, mucho pingüino que son lindos los pingüinos. Yo salgo a caminar por mi zona y me siguen 3 o 4 o 5 mil pingüinos Padre, es maravilloso, las ballenas, nosotros jugamos con ballenas. Allí empecé a entender y amar y San Francisco en la relación con los animales. 

Ahora una vez por año voy con los de (inentendible) Richar Endicante Santerán y se les tira… duermo en un cuarto muy pequeño y se deja la puerta hasta este tamaño del suelo y se tira jamón y pan y cosas viejas en el cuarto en la cama, para que entren las ratas para hacer la creencia de dormir con ellas y sentir a Dios ahí también. (Continúa parte 2)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario