viernes, 26 de junio de 2015

Cada mañana...



Cada mañana plántate frente al espejo hasta que te gustes y te veas con amor, y un día, casi sin darte cuenta, es decir espontánea y naturalmente, te dirás: te amo, entonces sabrás qué clase de maravilla es la vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario