Google+ Badge

martes, 16 de junio de 2015

FACUNDO CABRAL 1992 - 3. Transcripción Juana Macedo



FACUNDO CABRAL 1992 – 3
Transcripción Juana Macedo

¿Es una quimera o piensas que habrá un porvenir así?

Vos crees que hace cincuenta, no setenta años atrás no era una quimera pensar que un señor con una cámara iba a reproducir la imagen, o que iba a viajar por un satélite por el planeta. El hombre vive entre sueños, porque este estudio de televisión lo soñó alguien alguna vez y hoy es una realidad. Alguien soñó el avión rae y yo ahora me subo mañana a un avión y bajo en Bogotá. El vaticano fue un sueño de algunos religiosos y hoy es un monumento. Michelangelo soñó alguna vez la Pieta, Picaso soñó alguna vez el Guernica , yo soñé alguna vez que cantaba una canción, que era libre y dueño de mi vida y que caminaba por el mundo, y dónde estoy, en un lugar precioso del mundo, cantando una canción y siendo dueño de mi vida, o sea que pienso que todos sin sueños no somos nada. 

Mi madre decía, mira que para muchos puede ser una herejía: Señor no te preocupes por el pan nuestro de cada día, porque eso es cosa nuestra, para eso somos hombres, pero no nos dejes sin el sueño de cada noche, porque sin el nada somos nosotros que tal vez solo seamos un sueño que tu sueñas. Padre nuestro que nos enseñaste que nuestros sueños de hoy, serán nuestra realidad del mañana. Yo soñé ser un poco menos tonto y lo estoy consiguiendo. Es decir, esto que te digo de un mundo armónico, puede ser una quimera, pero si yo no pienso que es posible no tendría sentido que esté en este mundo, trabajamos hoy, nos juntamos cada día, nos juntamos hoy el pretexto es Cabral, mañana será José José o quién sea, el que decida Fredy, pero el pretexto, todos los pretextos para que nosotros estemos más juntos, cuando estamos juntos sabemos que la vida es más fácil y que incluso hasta podemos enriquecernos materialmente porque de eso hablábamos anoche. 

Entonces si la canción es un buen pretexto, bienvenido sea, si es el fútbol, bienvenido sea. Pero yo debo creer que el mundo tiene que ser, no el mundo, el mundo es perfecto; el hombre puede ser mejor, me duele todavía alguien que se uniforma y levante una bandera y se divida del resto de la humanidad, me duele el tipo que solamente con dinero puede ser llamado señor, todavía me parece mentira que haya gente que no pueda asistir a una escuela normalmente, ni se pueda operar por sus propios medios cuando en el mundo se tira, lo que se gasta en seis días, esto lo sabrás, alcanza para la vivienda, la salud, la educación y la alimentación de los 5,300 millones de seres humanos del mundo por un año. Nosotros tenemos que hacer algo para que algún día no hagamos semejante desastre y condenemos a tanta gente. Yo que vi morir cuatro hermanos simplemente porque le faltaba abrigo y comida y en el siglo veinte es una infamia. Dos mil años atrás un Señor vino y dijo: “Amarás al prójimo como a ti mismo”, si recordáramos eso, yo tendría cuatro hermanos más en mi familia por ejemplo y nosotros trabajamos para cambiar eso.

Yupanqui dice: 

“Le tengo rabia al silencio por lo mucho que sufrí, que no se quede callado quién quiera vivir feliz” …!!!Lo que canto no es mi canto, ni lo canto por cantar, lo aprendí de las estrellas que no callan por callar, si Toledo no me engaña, si Toledo no me engaña Dios anduvo por ahí, pero seguro que antes ha pasado por aquí, traigo el amor del hombre de galilea y las buenas noticias que deja el sol, un verso, una guitarra y la esperanza y la esperanza en vos!!!

Hay gente que le parece muy complicado encontrar el camino de la felicidad, te diría la mayoría no y fíjate que simple, siete siglos antes de Jesús, dice el Señor a través de Isaías “Solo quiero que sean buenos que hagan el bien, entonces los iluminaré para que sean fieles a la vida que les di, que es todo lo que yo vuestro Padre quiero para ustedes mis hijos” tan fácil…

¡!!Me confiaron las estrellas, me confiaron las estrellas que la piedra es mucho más y no sé si el río es hijo o es el padre de la mar, aprendí las alegrías del caballo y el jazmín y del viejo carpintero la aventura de vivir. Traigo el amor del hombre de Galilea y las buenas noticias que deja el sol, un verso, una guitarra y la esperanza y la esperanza en vos!!! 

“Nació en un pueblo pequeño e ignorado, hijo de una mujer sencilla y abnegada, creció en otro pueblo donde ayudaba a su padre en la carpintería, a los treinta años comenzó a predicar la salvación de su pueblo, nunca escribió un libro ni tuvo una oficina, no formó una familia, no construyó una casa, no vivió en las ciudades, no se amparó detrás de credenciales, solo dio testimonio de sí mismo, a los treinta y tres años la gente se volvió contra él, enfrentó a sus enemigos y sus amigos lo negaron, fue juzgado y condenado a muerte, lo clavaron en una cruz de madera y lo pusieron entre dos ladrones, mientras moría sus verdugos se jugaban su ropa a los dados, cuando murió fue enterrado en una tumba prestada por un amigo generoso, al tercer día resucitó de entre los muertos, desde ese momento nosotros caminamos a su lado: por eso: ¡!!Traigo el amor del hombre de Galilea y las buenas noticias que deja el sol, un verso, una guitarra y la esperanza y la esperanza en vos!!! ¡SI SEÑOR!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario