Google+ Badge

jueves, 25 de junio de 2015

FACUNDO CABRAL 1992 – 7 Transcripción Juana Macedo



FACUNDO CABRAL 1992 – 7
Transcripción Juana Macedo

Tenemos a Fredy en compañía del público adelante por favor.
Hay una inquietud de una joven ¿su nombre es? 

-Francis García
Yo le quería preguntar que un hombre como usted que tiene la filosofía de la vida, que la plasma en sus canciones con vivencias propias y hombre también que como usted ha explicado en otras entrevistas, que las lecciones no los problemas lo han hecho crecer, y hacer como el ave fénix que muere y renace de sus propias cenizas y también siendo usted ya en esta última vida o en esta vida, fue hombre, fue hijo de Sara, fue también el perfecto hijo de Dios, yo quería preguntarle, todo eso es fruto de usted haber conocido, el destino que Dios tiene para usted, de la posibilidad de que Dios le dio y usted no la limitó, sino que usted la superó. Entonces yo le quería preguntar, lo que usted sintió en el momento que usted empieza a tener conciencia del amor de Dios, porque para ser todo eso que usted es ahora, fortalecido por la adversidad, es porque usted ha reconocido que usted está acompañado por el amor de Dios, entonces la pregunta para terminar es, que usted siente físicamente y emocionalmente y en qué momento, cuando usted tuvo conciencia del amor de Dios?

-Que linda pregunta, nunca me lo habían hecho, mirá vos, jamás. 
¿Cuándo fue el momento? Lo recuerdo con exactitud porque llevaba dos meses y días escapado de la cárcel, 24 de Febrero de 1954, para la ley yo tengo 17 años más, yo nací ahí, uno no nace cuando sale de su madre, nace cuando se da cuenta. El primer mandamiento debe ser darse cuenta, yo sé que esto tú me lo entiendes, hay mucha gente que a lo mejor se pregunta ¿darse cuenta de qué? Tú lo sabes darse cuenta. Porque la verdad es una sola, Dios es una sola, la creación es singular, no es plural. 
Recién empezaba el día poquito más de las 12 de la noche del 24 de febrero de 1954 y yo nací ahí, cuando ese vagabundo me dijo: “Te veo pasar como un miserable y sos un príncipe” me dijo: ¿Sabes quién trajo esa noticia, que amigotes tenes vos, qué cosa lees?

Porque yo leía de todo menos esto.

“No te dijeron que hubo un Señor que nació, fue concebido por obra del espíritu santo y tuvo un padre que era carpintero y que se llamaba José, no sabías que no había lugar en la posada, nunca te contaron y que nació eh en un pesebre, ahí con los animales, no te contaron que la estrella, que venían siguiendo los reyes magos, llega dos años después al punto”.

-Si solo eso sabía.

Me dice: “Ese trajo la noticia de que somos ricos”, porque yo cuando hablo contigo no hablo ni con una dominicana, ni una camarera, ni una psicóloga, ni una chofer de taxi, ni no sé qué, nada, hablo con una princesa y estoy sentado al lado de un príncipe, ustedes pueden saberlo o no, pueden no enterarse, es cosa de cada uno. 
Si mi Padre es un rey, lo sé porque aquel trajo la noticia y recuerdo el nacimiento exactamente porque yo escuché esto mismo que te voy a decir, escuche la misma frase que fue: “nadie puede ser esclavo y menos de dos señores” yo no puedo amar a Dios y tener miedo, no puedo seguir al rey y al dictador que inventa un ser humano, porque el miedo es el dictador, los dictadores no son los que conocemos por la política, ellos son nada al lado del miedo. Ellos son peligrosos porque nosotros tenemos miedo.

“Mira las aves del cielo, (yo nunca había oído eso) no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, pero Dios las alimenta y digo: ¡Caramba yo tengo un cerebro, el animalito es feliz debajo del sol, comiendo y bebiendo y yo cómo no puedo ser feliz, ¿que hice con mi cabeza que información metí, eso fue lo que sentí.

Dice: “Que no interesan los trapos, mira los lirios del campo como crecen sin trabajar ni tejer, pero Dios igual los viste, ni siquiera Salomón lució jamás como ellos” hoy podríamos decir, ni siquiera Julio Iglesias nació como ellos.

Yo nací cuando me enteré que el mañana no interesa, porque el mañana va a traer una experiencia nueva, porque a cada día le basta con su propio afán.

Yo nací cuando supe que al pan lo trae solamente la verdad, porque el pan que yo gano haciendo lo que odio, es pan envenenado que le llevo a mi hijo, me estafo y estafo a la humanidad, entonces mejor que me haga a un costado porque arruino a mis hermanos que quieren vivir.

Veinticuatro de Febrero de 1954, es decir que yo tengo 37 años y no los supuestos 54, ese fue el momento, después vinieron muchas cosas claro. San Agustín, fíjate cuando empecé a conocer la epopeya de uno de los más hermosos hombres de la humanidad San Francisco de Asís. Después los que discutían sus cosas, Chardin, Lutero, y se me fueron mezclando con orientales que me hicieron muy rico espiritualmente, Lao tse, Confucio, después los intelectuales europeos Pascal, Cousin, Kirquegaard, me di cuenta que todos eran perlas para mi baúl, para mi cofre, pude nacer, no es tan difícil, a lo mejor a otros les sucede con los Mayas, con Pacal, no con Pascal, no importa de dónde sea, lo importante es darse cuenta, entonces uno se despierta, cuando te despiertas no dormis más, dormirá tu cuerpo y tu cabeza, nunca más tu espíritu y vas a ser una mujer tan espléndida que la gente va a decir: “Ahi va la vida”, te van a pedir que pases por su casa para tener un día más luminoso y vas a vivir en paz, es fácil.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario