lunes, 20 de octubre de 2014

Facundo Cabral entrevista de Jaime Bayly -3- (Transcripción Juana Macedo)


Facundo Cabral entrevista de Jaime Bayly -3- 

(Transcripción Juana Macedo)

-¿Cuando tu mujer y tu hija se fueron, cuando cayó ese avión y dejaste de verlas para siempre, que sentido le diste a eso? porque tú lo piensas todo y le encuentras a todo una explicación.

Yo perdí el avión anterior, yo estaba muy feliz, venía de Harvard, nos encontrábamos en Los Ángeles, yo bajaba del avión y si me esperaban subíamos al avión que nos llevaba a Chicago, los padres nunca conocieron a la niña, la iban a conocer ahí, vivían en Chicago, Bloomington.

Krishnamurti sabía que yo volaba y se enteró por televisión que había caído el avión, Krishnamurti estaba en Ojayo a hora y minutos de Los Ángeles, rápido se hizo traer en automóvil. Y llega al aeropuerto y se encuentra conmigo.

Yo no sabía todavía si había subido o no al avión. Había un cartel donde se encontraban los nombres de los que habían subido al avión. Yo pensé, no seguro que me esperó, seguro que lo perdió, cómo va a morir mi mujer y mi hija. Eso pensamos todos.

Fue el segundo nombre de la lista, inmediatamente, 57 pasajeros más la tripulación. 

Krishnamurti estaba al lado mío, yo nunca supe que había pasado.

Con el tiempo Krishnamurti me dijo: ¿Sabes que dijiste cuando te caíste de rodillas?

- No maestro -

“No lo olvidaré Señor ahora sé quién es el que manda”

Para mí no fue una pérdida, me puso donde solo Él sabe que cada uno debe de estar, a veces es muy duro para ponerte en lo que debes estar, a veces es durísimo. Ahora sé quién es el que manda, creo que lo aprendí realmente, puedo discutir todo con los seres humanos, pero ninguna decisión de Dios.

-Sé que eres un anarquista y además un anarquista indesmayable, y además fiel a eso, a tu vocación a tu esencia, te has rehusado firmemente a que te maquillaran ¿Por qué?

No fíjate que no es por eso, yo tengo, he tenido un problema muy serio, una cosa que yo no sabía que existía que se llama fotofobia, no puedo ver luz, estoy condenado de por vida, salvo que inventen algo, es posible inventan tantas cosas, por ejemplo de día sin anteojos, veo que se yo, 15% de visión debo tener, no puedo ver luz, no podría trabajar. De noche cuando las calles están oscuras estoy como un murciélago maravillado.

-Te gusta más la noche.

No cuando termina un concierto me quedo un rato largo con la gente, que viene a que le f¡rmen los libros y a contarme sus cosas, yo me quedo con la gente más fuera del concierto que lo que dura el concierto. El concierto dura 40 o 50, estoy 2 o 3 horas con la gente después, hasta el último y de ahí me voy a dormir.

Me levanto inevitablemente a las 5 de la mañana vuele o no vuele, hago una vida casi de monasterio, pero físicamente en la noche me siento muy cómodo por la falta de luz.

-No lo sabía, entonces en maquillaje también…

No tengo alergias… puedo llegar a tener problemas infinitamente serios.

-Y cuando dices me levanto a las 5 de la mañana vuele o no vuele ¿es que viajas tanto en avión, a menudo te subes a un avión?

Diario, si diario, nosotros vinimos, acá es una vacación llegamos ayer cuando estaba anocheciendo, tuvimos todo el día de hoy, mañana vuelo por la noche, es una gran vacación, además es un placer estar contigo, pero normalmente no es así, es una ciudad cada día, yo escribo todo esto que puedas tener, está escrito en los aviones, en un ratito que estás en el hotel, en el camerino del teatro. (continúa 4...)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario