miércoles, 15 de julio de 2015

FACUNDO CABRAL 1992 – 13 (Transcripción Juana Macedo)


FACUNDO CABRAL 1992 – 13
Transcripción Juana Macedo

-Bueno y ya mis amigos de este lado se me estaban quejando, quién quiere preguntar, Flavio vamos.

Facundo tú has viajado, has vivido, dijiste que has sufrido y de eso sacaste tu fuerza, has conocido otras religiones, otras culturas ¿por qué tú escoges a Jesús? Esa es la pregunta.

Porque me parece que es el resumen de la sabiduría, porque es el primer profeta que antepone el amor a cualquier otra condición.

-Pero no solo un profeta, Él dijo que era más que profeta, que era el hijo de Dios.

Si, si el Dios mismo hecho hombre, porque nunca conocí ningún testimonio que anteponga el amor a cualquier circunstancia, porque creo que es el único que puede vencer en cualquier circunstancia el amor.

En mi vida personal jamás una dictadura logró que yo dejara de hacer lo que tenía que hacer, sin embargo hablaba por teléfono con mi madre y me decía que día llegas y yo tomaba el primer avión y volvía a mi pueblo.

Cantaba una canción que hablaba de eso que decía: “más me preocupan tus ojos que el odio del enemigo, nunca perdí por la fuerza, solo el amor me ha vencido”, esa es la más grande condición de Jesús el amor. No escuché nunca un precepto ni cercano al “amarás al prójimo como a ti mismo” creo que es la solución de una armonía universal.

-¿Qué tú le dirías a las personas que como tú, y como yo y como muchos otros, no creemos en Cristo, no creíamos en Jesús cuando oíamos y no lo conocíamos?

Nada que van a llegar solos, hay que dejarla tranquila a la gente, no hay que ir a golpearle la puerta y agredirla con tu verdad, cuando se den cuenta van a llegar, por eso recordaba a Buda. “El maestro baja al discípulo cuando el discípulo está preparado para recibir al maestro”, Jesús dijo: “Muchos serán los llamados y pocos los elegidos”, Jesús dijo “Hablaré para que entiendan”, es decir cuando tengan verdadera necesidad de una palabra saludable y de vivir la vida con todo lo que significa la palabra vida y el hecho vida, se van a acercar solos, pero yo creo que hay que dejarlos tranquilos que lleguen cuando tienen que llegar, no todos tenemos los mismos horarios.

-¿Tú no temes estar equivocado?

No, Tagore te diría que “Sigue lo que dicta el corazón nunca se equivoca”, puede que los demás no coincidan con su éxito pero él no se puede equivocar, si lo que has hecho lo has hecho por amor es lo mejor que podías hacer. Además yo no le tengo miedo al error, para nada, creo que a la gran verdad se llega después de grandes errores, no se llega con pequeños aciertos al gran acierto, al gran acierto se llega de gran error en gran error, el que más se equivoca tiene más chance, tiene más chance de darse cuenta, lo que hablábamos hoy con la amiga, no le tengo miedo a eso, para nada, puedo empezar cada vez de nuevo, cada mañana puedo empezar de nuevo, ahora mismo puedo decidir ser mejor hombre, ahora mismo puedo decidir, hacerle trampa al Señor con el suicidio porque voy a volver a cumplir lo que tengo que cumplir, ahora mismo puedo decidir ser maestro de escuela o dejar de cantar, o quedarme en este sillón para siempre hasta que me dejen, pero uno lo decide, por eso no tengo miedo al error, porque muchos errores me trajeron algunos aciertos que hoy gozo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario