jueves, 23 de julio de 2015

LOS NIÑOS NO RECONOCEN EL RENCOR


LOS NIÑOS NO RECONOCEN EL RENCOR

Se encontraron en la plaza por primera vez, y ya, como viejos conocidos, se pusieron a jugar, y de pronto, por un cofre, se pegaron sin piedad. Terminada la reyerta, cada cual se fue al hogar, incubando la venganza más terrible y ejemplar. Y al hallarse al otro día... !se pusieron a jugar!

EL VALOR DE LA INOCENCIA INFANTIL.

Los niños no saben odiar. Cuanto debemos aprender de los niños, porque los adultos demostramos ser más salvajes o groseros que los hombres primitivos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario