Google+ Badge

martes, 14 de julio de 2015

Salmos 81



Salmos, 81

2.¡Aviven a Dios, nuestra fuerza, aclamen al Dios de Jacob!

3.Entonen los salmos y toquen los tambores, la melodiosa cítara y la lira!

4.Que suene el cuerno para el primero del mes, para la luna llena, el día de nuestra fiesta.

5.Pues es una ley en Israel, una ordenanza del Dios de Jacob;

6.un decreto que impuso a José, cuando salió de la tierra de Egipto. Oyó, entonces, una voz desconocida:

7."Yo quité la carga de su espalda, sus manos han dejado la canasta."

8.En la angustia gritaste y te salvé, te respondí en el secreto de la nube, te puse a prueba en las aguas de Meriba:

9."Escucha, pueblo mío, te lo advierto, ojalá me escucharas, Israel:

10.No tengas en tu casa un dios extraño, ni te prosternes ante un dios de afuera:

11.Yo soy Yavé, tu Dios, que te hice subir de la tierra de Egipto. Abre tu boca y te la llenaré".

12.Pero mi pueblo no me quiso oír, e Israel no me obedeció.

13.Los dejé, pues, que siguieran sus caprichos y caminaran según su parecer.

14."Ah, si mi pueblo me escuchara, si Israel fuera por mis caminos,

15.sometería en un instante a sus enemigos, volvería mi mano contra sus opresores.

16.Los enemigos del Señor le adularían y su espanto jamás terminaría.

17.Pero a él, con flor de trigo lo alimentaría y con miel de la roca lo saciaría".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario