Google+ Badge

lunes, 20 de julio de 2015

FACUNDO CABRAL 1992 - 16 (Transcripción Juana Macedo)



FACUNDO CABRAL 1992 - 16
(Transcripción Juana Macedo)

-Quería también que tú me hablaras un poquito de una Fundación que tú has mencionado de niños, quería que me hablaras qué ha pasado con tu salud, porque muchas veces has hablado de la enfermedad y de que milagrosamente te curaste, pero eso es un fragmento de lo que pasó, si pudieras completar la historia.

No creo que sea muy importante, pero de cualquier manera yo tengo un tumor, me tuvo así al borde de la muerte constantemente, ahora hay algo milagroso, se quedó quieto, cuando ya se había metido en la cabeza y me había producido ceguera, parálisis, es decir soy físicamente también nacido de nuevo. 

No quería saber nada de esta sociedad, donde estamos tan divididos, donde el doctor simplemente porque es doctor entra a tu casa sin golpear y lo tiene permitido, donde el policía te lleva por delante, donde le decían prostituta porque nadie conocía al padre de los 7 hijos, por eso y porque una mujer que nunca hizo nada por su vida, simplemente por casarse con el mercader del pueblo tenía acceso a un montón de cosas, que mujeres que trabajaban no tenían, entonces vio que no había solución que la mayoría no piensa, por eso mi madre no creía en la mayoría, si en él individuo y se escapó de la sociedad y fue hasta el sur, había once indios, casi muertos ya de frío y mi madre sugirió que nos abrazáramos y bueno después de dormir abrazados mucho tiempo, hicimos la primer tienda para todos, se hizo una comunidad sin darnos cuenta y había un niño en esa comunidad aparte de mis dos hermanos y con el tiempo yo empecé a trabajar afuera y ganaba mejor dinero, volví a mi casa y nunca veía a mi madre con ropa nueva, siempre tenía las mismas cosas, entonces un día pregunté a un señor que hacía mi madre con el dinero que yo le mandaba, porque no estaba en ningún lado y me dijo yo te voy a mostrar lo que está haciendo y mi madre estaba armando un pequeño pueblecito, terminó armando 18 pueblecitos de casi cinco niños cada uno y empezaron a aparecer un montón de niños que andaban por ahí a la deriva a la buena de Dios y los hizo trabajar haciendo estas cosas (señala sus zapatos) y abrió una escuela que trabajaban 24 horas para que el niño vaya a la escuela a la hora que tiene ganas y no les dijo los argentinos son mejores que los uruguayos, ni Buda o Jesús es el único, les dejó la cabeza abierta, se empezaron a quedar a dormir, a fabricar cosas, hoy son setenta y cinco mil, más yo tengo en total ciento ocho mil en el mundo se están criando con toda la información posible, no hay ningún alfabeto de más de 8 años, los de 11 años hablan dos lenguas, los de 15 tres, están ganando un promedio de 2500 dólares mensuales y son dueños de cuarenta mil hectáreas y entran en la bolsa y manejan 72 productos y pueden escuchar rocanrol y también saben que dice San Agustín en las Confesiones y escuchan la música de Brahms y también escuchan a Palito Ortega y se fascinan con Maradona tanto como con la epopeya de Gandhi, eso fue hasta el 31 de diciembre, el primero de enero de este año yo quedé, ahora soy una especie de canciller de ellos, representante, los junto con otros países pero ya dependen de ellos mismos, y es tanto lo que aprendieron que ya ellos por su propia idea se han puesto a trabajar y ya sacaron veintidós mil ancianos de la calle que están ganando lo mismo que ellos.

-A nosotros nos gustaría tener aquí una representación de tu Fundación.

Fíjate si tú quieres eso, cuanta gente, a la gente que está ahí en la casa, a la señora que está ahí que se le murió el marido, que se quedó sola, qué va a hacer con ese amor, dile una hora por día, una hora por semana, den una vuelta por el barrio, alguien siempre está peor que uno, siempre hay alguien mucho peor que uno, nos podemos juntar, sentarnos un rato en la esquina conversar, podemos cambiar un poco de jamón, podemos cambiar un libro, podemos ver juntos un partido de béisbol y de pronto vas a ver el milagro, cuando los hombres se juntan son ricos, porque Dios es abundancia, entonces la pobreza no es una virtud, siempre y cuando, salvo que vos la elija para que multiplique tu libertad, que es lo que hizo Jesús, que es lo que hacía San Francisco, deseo poco y lo poco que deseo lo deseo poco, lo justo.

Yo podría vivir en una casa formidable en Miami, a mí la gente me llama para regalarme dinero, hay gente que ahora si yo les digo cuesta 100 dólares la entrada al teatro, va a pagar cien dólares, le digo no tengo libros editados comercialmente, los vendo yo y cuestan 200 dólares y me los compran, una vez perdí un reloj de 25 dólares y cuando bajé un japonés que dice que le salvó la vida algo que yo dije, se sacó un patek philippe y me regaló un reloj de 25000 dólares, o sea podría vivir en New York en el Hotel Plaza de New York hasta me harían precio en una suite, hasta a lo mejor ni pagaría, podría tener varios Mercedes Benz, un Jaguar, tengo amigos de mucho dinero, muy poderosos, podría tener la ropa que vos quieras, un roll royce convertible podría tener, pero yo decidí tenerme para estar atento a la vida que es Dios decidí tenerme, y para eso no debo tener absolutamente nada que no sea inevitable, por ejemplo esto que me salvo la vida (señala su guitarra), tengo solamente este par de zapatos en el mundo, cuando se gastan los niños me mandan uno nuevo, tengo solamente otro pantalón para cuando se lava este, otra camisa para cuando se lava esta, una maleta así (señala algo pequeño) que no va ni en bodega, con un calzón, un par de calcetines más y un pantalón por si voy a algún lugar donde hay mar como aquí, para poder nadar, pero soy dueño de mi vida entonces pude generar un capital extraordinario a nivel material con los niños, porque el amor siempre es un gran negocio, el amor siempre te enriquece.

Entonces es fácil, si ustedes se quieren juntar, que está pasando con los del corazón, por qué un día no vivimos en el mismo planeta, no nos moja la misma lluvia, no tenemos el mismo miedo, el mismo hambre, los mismos sueños o parecidos, poco más poco menos, por qué no nos acercamos y dejamos de poner, lo que hacíamos en nuestro pueblo está prohibida la cerradura, si vos te llevaste algo era porque no era para mí y no hay robos, deja la cerradura, un día le pregunté a un viejecito tarahumara, que hacen, cómo aseguran vuestra vejez, y no me entendía. ¿Qué hacen pues en la vejez quién los ayuda?

No nosotros no tenemos problemas en la vejez porque contamos con el amor de la comunidad, si sintieras que el que está durmiendo en la calle es hermano tuyo, irías a dormir con él o lo llevarías a dormir bajo techo contigo, si cada uno hace una cosa de esas cada semana. La madre Teresa tiene cuatrocientas casas en el mundo y sale a las cuatro de la mañana a recoger leprosos que los parientes tiran a la basura para que los quemen a la mañana, por eso esa mujer es la presencia viva de algo muy superior y nosotros tenemos esa condición. 

Yo puedo usar mi canción para conseguir novia, fácilmente viste, porque viene una muchacha al teatro se entusiasma con lo que yo canto, le gusta “No soy de aquí” y dice que buena vida que hace este tipo y me cae simpático, además en el barrio voy a decir soy la novia del artista, me podría llevar una muchacha por noche de cada teatro querida y lo hacía y llevo catorce años yéndome a dormir con mi alma y ahora es la primera vez en mi vida que yo tengo amigas mujeres y ahora entiendo que la mujer es mi hermana y tengo más acercamiento que nunca porque ya no hay un negocio de por medio. Entonces si eso se hace con todo el mundo la vida es muy grata, es fácil.

-Gracias indiscutiblemente Dios está en tu corazón.

Y gracias por venir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario