viernes, 18 de diciembre de 2015

POR UN VASO DE AGUA. (1)



Autor: Facundo Cabral 
07/12/2015      

POR UN VASO DE AGUA (1)

Ofrece una fiesta por el vaso de agua que te dieron cuando estabas sediento, inclínate hasta el suelo por un saludo amable, no ahorres tu vida por el que salvó la tuya, presta atención a las palabras y a los hechos de los sabios, devuelve duplicado el mínimo favor y recuerda que el que es sincero reconoce a todos como uno y paga el mal con bien sin esfuerzo, sin perder la alegría. Haz lo mejor porque lo que está bien hecho dura para siempre.

John Ruskin pensaba que la riqueza es una fuerza similar a la electricidad porque ambas actúan mediante la desigualdad. El poder de un dólar en el bolsillo de un hombre depende de la falta del mismo dólar en el bolsillo de su vecino.Si uno no lo necesitara, carecería de valor para el otro, pero si el necesitado es pobre y está largo tiempo sin trabajo, el dólar incrementa su valor para el que lo posee, es decir que al perseguir lo que se denomina riqueza, lo que en realidad se busca es el poder sobre los hombres.

Thoreau, compatriota y amigo de Emerson, era autosuficiente, por eso creía que si un solo hombre en el estado de Massachusetts se negase a tener esclavos (hablamos del siglo pasado) terminaría la esclavitud en Estados Unidos.

También Tolstoi abandonó la riqueza, el éxito y la abundante y rutinaria vida social para concentrarse en la sencillez y la frugalidad, por eso andaba descalzo, con camisa y pantalón de campesino, sembrando la tierra. Dejó de fumar, de comer carne y de cazar, anduvo por Rusia a pie y en bicicleta educando a los campesinos, consideraba que el exceso era un pecado, luchaba contra el servicio militar y defendía, ante todo, la libertad del individuo. Rechazó el Premio Nobel porque despreciaba al dinero y fue el inspirador del Mahatma Gandhi. (Continúa 2)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario