Google+ Badge

jueves, 31 de diciembre de 2015

Vive sin pretender, ama sin depender, escucha sin defender y habla sin ofender


1 comentario:

  1. Todo en la vida se reduce en defender o atacar. Cada cosa que nos llega, ya sea una idea, una persona, una situación, lo primero que hacemos es evaluar si nos conviene o no. Si nos conviene la defendemos, si no nos conviene la atacamos.
    Pero en la defensa y el ataque no está la inteligencia. Porque ambas actitudes llevan en sí la huida, que es la respuesta del condicionamiento, del ‘yo’, que siempre tiene miedo: ya sea a lo nuevo, a lo viejo, a lo desconocido, al pasado.

    ResponderEliminar